Invertir en las adolescentes, objetivo de Naciones Unidas

Imagen de archivo de Naciones Unidas

Desde 1989 Naciones Unidas conmemora cada 11 de julio el Día Mundial de la Población y aprovecha este día para centrar la urgencia e importancia en algún asunto relacionado con ella.

 

Durante los pasados años la organización ha querido centrarse en 2015 en poblaciones vulnerables en emergencia, en 2014 en la juventud o en 2013 en el embarazo en la adolescencia. Pero este 2016 ha decidido centrar sus esfuerzos en ‘Invertir en las adolescentes’. 

 

 

A lo largo del mundo, los adolescentes se enfrentan a numerosos problemas. Muchas se ven obligadas a enfrentarse a matrimonios o embarazos forzosos. Muchas otras deben de dejar las aulas, lo que les impide formarse para tener un mejor futuro, para ellas y para su comunidad. 

 

Las adolescentes que consiguen seguir en la escuela, desconocen sus derechos humanos y reproductivos, como la información básica sobre su salud lo que no les permite prevenir enfermedades o lesiones.

 

Pero se debe comenzar a incidir en estos aspectos, ya que cuando conocen sus derechos y tienen medios para poder crecer, se convierten en agentes de cambio en todo su entorno.

 

(La línea negra del gráfico representa el crecimiento de la población entre 0 y 19 años en África).

 

Los programas del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) se orientan a poner fin a estos problemas: matrimonio infantil, embarazo en adolescentes y fortalecer los conocimientos de las jóvenes para la toma de decisiones sobre su salud y su vida.

 

El Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Dr. Babatunde Osotimehin, ha lanzado este año un mensaje dedicado a estas adolescentes en el que recalca que “Cuando una adolescente cuenta con el poder, los medios y la información para adoptar sus propias decisiones en su vida es más probable que supere los obstáculos que la separan de un futuro saludable y productivo. Esto la beneficia, así como a su familia y su comunidad”.