Inversón de 3,5 millones en una planta de astillado en Mombeltrán

La empresa Centrales de Calor con Biomasa de Soria SL invertirá 3,5 millones de euros en una planta de astillado en Mombeltrán (Ávila), que generará una veintena de empleos directos, además de otros indirectos, vinculados a la extracción de madera.

   Según la compañía, la planta de astillado y secadero de astilla tendrá 11.610 metros cuadrados--5.280 corresponden a la nave--y 5,5 MW, y tardará en levantarse cuatro meses en terrenos del Ayuntamiento de la localidad.

 

   La previsión de la empresa es que transformará 80.000 toneladas al año de madera con una producción de 30 toneladas anuales de ceniza destinada al sector agrícola.

 

   Los objetivos de producción que se pretenden conseguir se sitúan en 50.000 toneladas de astilla, clasificada al 18% de humedad para el primer año y un aumento progresivo hasta las 80.000 toneladas.

 

   Según la empresa, entre las ventajas del proyecto se encuentra "la generación de empleo directo de una decena de puestos de trabajo en la planta, a lo que hay que sumar los empleos indirectos derivados de la construcción, así como la revitalización del medio rural en materia laboral al crear trabajo en torno a la limpieza de los montes y extracción de madera".

 

EXISTENCIAS DE BIOMASA:

   Para elaborar el proyecto se ha tenido en cuenta "la fuerte demanda del producto en el entorno de actuación", lo que llevó a la empresa a estudiar las existencias de biomasa en un radio suficientemente próximo que hace sostenible su uso.

 

   La planta se sitúa "en un entorno con clima continental y más de 6 millones de potenciales clientes en el radio de 150 kilómetros,  incluyendo Madrid", además de "un gran potencial de consumidores industriales cuyo crecimiento se ha demostrado que es mayor incluso que el de los domésticos".

 

   La planta de Mombeltrán se considera "piloto" para la construcción de una red de fábricas con capacidad de 80.000 toneladas al año en cada una de ellas, situadas "muy próximas" a los centros de producción de biomasa y a su vez que su consumo se produzca en un radio máximo de 150 kilómetros.

 

   Centrales de Calor con Biomasa de Soria estima que la cantidad anual del residuo inocuo que se produce, que es la ceniza, se sitúa en torno a 30 toneladas/año, cuyo destino final es la valorización agrícola, "al estar ampliamente demostrado que las cenizas de la biomasa son un buen fertilizante dadas sus características y su composición química".