Intervenidas armas detonadoras no autorizadas en un juego de rol en Piedrahita

La Guardia Civil, a instancias de la UE, ha incrementado el control de armas, entre otras cosas, por la permanencia del nivel 4 de amenaza terrorista.

La Guardia Civil de Ávila tuvo que intervenir las armas detonadoras que se tenía previsto utilizar el pasado 29 de abril en el juego de rol denominado Real Game-Dark Knight (El origen) que se celebró en la localidad de Piedrahita, dado que carecían de la pertinente autorización. En este evento se pretendían emplear tanto este tipo de armas, de Séptima Categoría, como otras de Air Soft, de Cuarta Categoría y que sí estaban autorizadas por el Ayuntamiento de la localidad.


El Instituto Armado, a instancias de la Unión Europea, ha intensificado el control de todo tipo de armas en la provincia. Y es que tras los atentados de Bélgica se pudo constatar que algunas armas usadas por los terroristas procedían de la recuperación para su uso de equipos inutilizados y en algún caso de adaptación de armas de la Cuarta Categoría.

 

De esta manera, la Guardia Civil ha activado el Plan Integral de Control de Armas de Fuego (P.I.C.A.F.). Así, y ante la celebración de eventos con el fin de dar a conocer a la ciudadanía la reglamentación vigente y la documentación que ampara la tenencia y uso de este tipo de armas para evitar situaciones de ilegalidad que pudieran cometer por el desconocimiento, desde la Benemérita quieren hacer llegar a los municipios abulenses las siguientes precisiones:

 

Armas de la Cuarta categoría (carabinas, pistolas y revólveres accionados por aire u otro gas comprimido no asimiladas a escopetas entre las que se encuentran incluidas las armas denominadas de Air-soft y Paint-Ball): Imitan armas de guerra y pueden ser confundidas con armas de fuego. Para llevar y usar estas armas, deben de estar amparadas por tarjetas de armas, las cuales serán concedidas y retiradas por el alcalde del municipio de los titulares y su validez se encuentra limitada a su término municipal.

 

En el caso de necesitar sacar el arma del termino municipal para asistir a un evento, deberá contar con aprobación del evento por la autoridad competente, una invitación individual o colectiva al mismo y acompañar al arma la tarjeta y llevarla guardada en su funda.

 

Armas de la Sexta categoría (arma históricas, artísticas y sus reproducciones o asimiladas): armas destinadas a coleccionismo y que sean conservadas en museos o en armeros de los que sean titulares los coleccionistas u organismos con finalidad cultural, histórica o artística en materia de armas, reconocidos como tales por el Ministerio del Interior.

 

Estarán inscritas en un Libro-Registro diligenciado por la Intervención de Armas, estando prohibido su uso. Deben contar con un certificado de reconocimiento del tipo de arma emitido por la autoridad competente. Su traslado será autorizado mediante guía especial de circulación expedida por la Intervención de Armas. Para su uso precisarán la posesión de un certificado de banco oficial de pruebas para cada arma y la obtención de autorización especial.

 

Armas de la Séptima categoría (armas detonadoras, revólveres o pistolas, destinadas para la percusión de cartuchos sin proyectil que provocan un efecto sonoro y cuyas características las excluyen para disparar cualquier tipo de proyectil): el destino de estas armas es el propio domicilio, estando prohibido su salida y uso fuera del mismo. Estas armas deberán tener numeración en todos los casos, estar punzonadas por un Banco Oficial de Pruebas reconocido en caso de ser de un calibre superior al 22 y deberán conservar el documento que acredite la propiedad del arma.

 

En el caso de necesitar sacar el arma del domicilio para asistir a un evento, deberá contar con aprobación del evento por la autoridad competente y una invitación individual o colectiva al mismo, debiendo presentarse con el arma en la Intervención de Armas de su residencia para la expedición de un guía especial de circulación, la cual autoriza el traslado del arma fuera del domicilio. Hay que tener en cuenta la gran similitud de estas armas con armas reales.

 

Armas inutilizadas: son armas de fuego que, aun respondiendo a la definición, han quedado inutilizadas definitivamente por un método que garantice que todas las piezas esenciales del arma de fuego se hayan vuelto permanentemente inservibles y no susceptibles de ser retiradas, sustituidas o modificadas de cualquier forma que pueda permitir su reactivación.

 

Deberá contar con un punzonado en el arma y con el cuño de inutilización, consistente en una "I" mayúscula enmarcada en un círculo, junto con el cuño propio indicativo del Banco de Pruebas. Dicho Banco emitirá un certificado de inutilización con los datos del arma y del propietario.

 

Estas armas inutilizadas solo están autorizadas para la tenencia en el propio domicilio, el traslado de las mismas estará sujeto a la expedición de una guía especial e circulación por la Intervención de Armas de residencia del titular.

 

Desde la Guardia Civil destacan que las armas de lesividad limitada que imitan a las armas de guerra y las inutilizadas son utilizadas con frecuencia en atracos y la comisión de otros hechos delictivos, debido a la incapacidad de saber si se trata de un arma real salvo por expertos en la materia. Unido a la circunstancia del nivel 4 de amenaza terrorista, que podría originar situaciones de grave alama social, esto motiva que las Intervenciones de Armas intensifiquen el control de la tenencia y empleo de armas en todo tipo de actividades y ante el aumento de actividades como Juegos de Rol y recreaciones históricas que se celebran..