Interior reforzará los protocolos para evitar el contagio de ébola en Ceuta y Melilla

Ignacio Cosidó
"Se están tomando todas las medidas necesarias para prevenir el posible contagio entre los miembros de la Policía", ha asegurado


SANTANDER, 8 (EUROPA PRESS)

El director general del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), Ignacio Cosidó, ha afirmado que "se van a reforzar en un doble sentido" los protocolos sanitarios en las fronteras españolas de Ceuta y Melilla para evitar la entrada de inmigrantes irregulares contagiados por el ébola, "incrementando el control ante una situación de emergencia mundial", tal y como lo ha dictaminado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y también "tomando todas las medidas que sean necesarias para prevenir el posible contagio entre los miembros de la Policía Nacional.

En declaraciones a los medios de comunicación después de clausurar el encuentro 'Retos del fenómeno migratorio en el siglo XXI. La trata de seres humanos para la explotación sexual', que se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Cosidó ha comentado que se están estudiando "todas las medidas que sean necesarias para garantizar, en la medida en que eso es garantizable, la seguridad de nuestros propios policías".

De esta forma, después de que la Guardia Civil haya manifestado su preocupación por la falta de medidas de prevención en las fronteras españolas, Cosidó ha comentado que la Policía tiene actualmente un plan de actuación en el que cualquier inmigrante que entra en España de forma ilegal es sometido a un control médico y, en el caso en que se detecte algún tipo de enfermedad, "especialmente si es contagiosa", es derivado a centros especializados para que pueda ser "convenientemente tratados".

Cosidó, que ha recordado que las competencias en los protocolos sanitarios son de las autoridades sanitarias, ha incidido en que la Policía "colaborará en cualquier ayuda que pueda ser demandada" por parte de estas autoridades.

Cuestionado igualmente por una posible preocupación de las autoridades europeas por el traslado a España del religioso Miguel Pajares, el primer enfermo de ébola que ha entrado en Europa y que se encuentra ingresado en el Hospital Carlos III de Madrid, ha apuntado que ha sido trasladado "con todas las garantías de seguridad necesarias para evitar cualquier tipo de contagio".