Interior justifica la detención del 'pequeño Nicolás' por Asuntos Internos porque había denuncias de Moncloa y el CNI

El ministro del Interior, Jorge Fernández, Díaz, ha explicado que Francisco Nicolás Gómez Iglesias, fue detenido por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional porque había recibido denuncias oficiales de Moncloa y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, Fernández Díaz ha explicado que, teniendo en cuenta de dónde procedían las denuncias, la Policía consideró adecuado asignarle la tarea a esta unidad "que por su naturaleza es especialmente sensible". También ha afirmado que antes de recibir estas denuncias la Policía ya había recibido algunas informaciones de las "andanzas" de Gómez Iglesias.

Además, ha remarcado que el juez que investiga el caso, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, no ha cuestionado que fuese Asuntos Internos quien detuvo al 'pequeño Nicolás' ni que siga investigando el caso en calidad de Policía Judicial, así que ha pedido no ser "más papistas que el Papa" con este asunto.

Fernández Díaz ha avisado que el juez ha decretado secreto de sumario sobre el caso, de manera que la información que puede dar sobre él es limitada. Sin embargo, está convencido de que cuando se levante este secreto "muchas cosas quedarán aclaradas". En todo caso, no cree que nadie pueda pensar que Gómez Iglesias fuese realmente agente del CNI, o que el Gobierno le hubiese encargado mediar con autoridades de la Generalitat.

Preguntado por la situación del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que ha reconocido que fue imprudente con el 'pequeño Nicolás', Fernández Díaz ha subrayado que él cree en la presunción de inocencia también desde el punto de vista político, y que mientras no se demuestre lo contrario tendrá la "convicción absoluta" de que éste actuó "con rectitud de intención, con buena fe y sin hacer nada que no debiera hacer".

En su opinión, a veces se buscan "tres pies al gato" sin necesidad, y ha relatado cómo el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, coincidió con el 'pequeño Nicolás' en la mesa principal de un desayuno informativo y pensó que sería familiar de alguno de los asistentes.