Interior dice a Mas que el Estado "juega limpio" con el espionaje, pero el Govern le acusa de apartar a los Mossos

Fernández Díaz defiende que es el juez quien decide qué policía investiga y el conseller catalán dice que "se mantienen las distancias"


MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha replicado este lunes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha dicho que su Departamento "juega limpio" en torno a la investigación del espionaje político en Cataluña tras una reunión en Madrid con el conseller de Seguridad de Cataluña, Ramón Espadaler, quien ha reprochado al ministro querer apartar a los Mossos d'Esquadra de las pesquisas en torno a Método 3.

"En lo que respecta a Interior y a todas las instituciones del Estado, actúan en el marco de la ley y si alguien actúa fuera estamos en un Estado de Derecho y esa persona tiene que vérselas con el hecho de haber actuado de forma ilegal. Todos jugamos limpio, sobre todo los que velamos por la seguridad del ciudadano", ha dicho el ministro.

Fernández Díaz ha contestado así al ser preguntado por las declaraciones de Mas, quien este sábado acusó al Gobierno de "jugar sucio" en este asunto. En esa misma línea se ha manifestado Ramón Espadaler en la rueda de prensa posterior al encuentro celebrado en la sede del Ministerio, donde ha denunciado "un interés explícito de Interior de apartar a los Mossos de la investigación". "Siguen los desacuerdos, hay desencuentros, mantenemos las distancias", ha zanjado el conseller.

Sobre la competencia en la investigación, Fernández Díaz ha defendido la tesis de que es el juez quien decide qué cuerpo policial debe llevar las pesquisas y ha recordado que fue el magistrado quien autorizó a la Policía Nacional los registros de los domicilios de los detenidos de Método 3 así como las sedes de la empresa tanto en Barcelona como en Madrid. Además ha insistido en que la primera denuncia de la líder del PP, Alicia Sánchez Camacho, fue interpuesta ante la Policía.

"SIN REPROCHES DE FISCALÍA O EL JUEZ"

"Ni la Fiscalía ni el juez han hecho el más mínimo reproche a esta cuestión. Todos los cuerpos tenemos el deber de cooperar y colaborar y no tengo duda de que los Mossos van a colaborar en todos los casos en los que el juez lo requiera", ha dicho el ministro, quien no ha estado presente en las explicaciones de su visión del encuentro que posteriormente ha ofrecido Espadaler a los medios.

El conseller catalán ha afirmado haberle transmitido al ministro el malestar del Govern por la manera de gestionar la investigación de los casos de espionaje político en Cataluña y la publicación de lo que ha denominado "el borrador apócrifo" de la UDEF que acusaba a Mas y la familia Pujol de tener cuentas en Suiza. El ministro ha anunciado que comparecerá en marzo en el Congreso para dar explicaciones sobre este último asunto.

"Nos sume en la perplejidad la celeridad con la que el Ministerio ha tomado el tema del espionaje en Cataluña en contraste con lo que para nosotros ha sido un proceso excesivamente lento para esclarecer algo que en su día tuvo de derivada electoral o alteración de resultados electorales (en referencia a la publicación del citado borrador)", ha denunciado Espadaler.

Minutos antes, el ministro había rescatado como punto de coincidencia entre ambos que los dos aceptan que es la autoridad judicial la que define en cada caso qué cuerpo policial actúa. El representante del Gobierno catalán ha admitido esa teoría, pero ha insistido en varias ocasiones en que la policía autonómica catalana es "perfectamente competente" para investigar el espionaje.

MOSSOS COMPETENTES

En ese sentido ha destacado que los Mossos han recibido ya dos denuncias por esta cuestión de los espionajes, una de la vicepresidenta catalana Joana Ortega y otra del ex líder de ERC Josep-Lluis Carod-Rovira "y el juzgado ha decidido que se sometan a reparto, por lo tanto no se han unido al mismo proceso".

"No hemos solucionado nada respecto al informe de la UDEF o del espionaje político, no hemos cambiado las posiciones, no ha modificado el ministro la perspectiva que tenía del Govern, ni el Govern la perspectiva que tenía del Ministerio", ha reiterado el conseller.

El ministro ha finalizado diciendo que "más allá de las desavenencias políticas que en algunos casos son evidentes", la reunión se ha enmarcado en la "normalidad". Espadaler, por su parte, ha recordado que fue él quien solicitó la reunión pocos días después de tomar posesión de su cargo y ha dicho que lo volvería a hacer a pesar de que, como él mismo ha reconocido, no se han producido avances.