Instituciones salmantinas se solidarizan con el país nipón

Usal y Ayuntamiento organizan hoy un tributo en el Centro Hispano-Japonés
t. d. s.

La Universidad de Salamanca y el Ayuntamiento se han querido solidarizar con la tragedia que vive en el país nipón y han promovido para hoy un acto de apoyo con motivo del terremoto que asoló Japón el pasado 11 de marzo. La actividad tendrá lugar a las 19.00 h. en el Centro Cultural Hispano-Japonés y contará con la intervención del rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, y del alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote. Asistirán Isabel Jiménez, presidenta de la Diputación de Salamanca, Agustín Sánchez de Vega, delegado territorial de la Junta de Castilla y León y Francisco de Mesa Doménech, coronel jefe de Matacán.

El Centro Cultural Hispano-Japonés de la Universidad de Salamanca clausura así la XI Semana Cultural del Japón con un concierto de guitarra a cargo de Fernando Espí, que interpretará un repertorio con composiciones de Manuel de Falla, Toru Takemitsu y Federico Moreno Torroba.

Espí está considerado por la prensa especializada como uno de los mejores guitarristas españoles del momento y un excepcional guitarrista de la nueva generación.

Ha sido galardonado en concursos nacionales e internacionales de reconocido prestigio y ha actuado como solista en importantes festivales y escenarios como el Auditorio Nacional de Madrid, el Auditorio Manuel de Falla de Granada o el Palau de la Música de Barcelona.

Compagina esta labor con la impartición de clases magistrales en cursos y festivales, la dirección artística del Festival Internacional de Guitarra Ciutat de Xixona y la grabación de discos.

La XI Semana Cultural del Japón se centró este año en la figura del cineasta Akiro Kurosawa con motivo del centenario de su nacimiento. Para conmemorarlo, el Centro Cultural Hispano-Japonés proyectó tres títulos clásicos de su filmografía: Ikiru, Hachigatsu no kyoshikyoku (Rapsodia en agosto) y Madadayo.

Además de evocar la obra de Kurosawa, la Semana Cultural del Japón contó con un taller de grabado en piedra de Villamayor, donde los asistentes pudieron aprender a representar en esta superficie caligrafías e ideogramas nipones.