Instaladas las bombas de presión nocturna, comenzarán a funcionar la próxima semana

Embalse de Fuentes Claras.

Una acción ejecutada en aplicación de las medidas adoptadas por la Mesa de la Sequía, dada la actual situación de las reservas de agua de la ciudad, que a fecha de 28 de diciembre, al 32,39 por ciento del total.

Las reservas de Becerril son del 37,76 %, las de Serones del 20,22 % y las de Fuentes Claras del 98,55 %.

 

El horario de funcionamiento de estas bombas de presión -instaladas una en la zona norte y otra en la zona sur- será de 1,00 horas hasta las 6,00 horas. La población no notará prácticamente la reducción de la presión, pues el equipo está comandado por un sensor en el punto más desfavorable.

 

Con la instalación de los modulares y la adaptación de la reductora de la zona norte se conseguirá reducir la presión en horario nocturno, tanto en la zona sur como en la norte de Ávila, reduciendo el consumo de agua en esos horarios, lo que se traducirá en un aumento en 15 días más de suministro por cada 12 semanas de funcionamiento, según las estimaciones realizadas por la empresa concesionaria del servicio, Aqualia.

 

Con respecto a la semana anterior no se registra incremento en dos de los embalses. Las  lluvias no están acompañando por lo que se recomienda un consumo responsable y se mantiene la garantía de la calidad del agua que se suministra por la red.