Iniciativas contra el exilio de los jóvenes castellano y leoneses

Esta el la petición que realizan desde Jóvenes de Izquierda Unida de Ávila para poner freno al paro juvenil "en una comunidad que sigue perdiendo población", y en la que son necesarias oportunidades de futuro.

Jóvenes de Izquierda Unida de Ávila denuncia la falta de iniciativas políticas encaminadas a frenar el exilio al que se ven obligados los jóvenes castellano y leoneses en general y los abulenses en particular. Un exilio, según la formación de izquierdad,  que poco tiene que ver con el “espíritu aventurero” al que aluden algunos dirigentes políticos y que tiene sus principales culpables en la ausencia de medidas destinadas a frenar un desempleo juvenil que ronda el 57% y que se ve agudizado por las medidas aplicadas tanto por la troika como por el Partido Popular, "un partido que tanto desde sus responsabilidades de gobierno estatales como regionales  está aplicando un modelo económico que no está solucionando el abandono de la juventud castellano y leonesa asfixiada por el problema del paro. Todo ello en un escenario en el que no existe un solo euro para políticas de empleo juvenil mientras se entrega a los bancos y cajas más de 500.000 millones de euros".


Jóvenes de Izquierda Unida de Ávila advierte que cientos de jóvenes viven en situación de emergencia social debido a la falta de un puesto de trabajo y a la imposibilidad de empezar un proyecto de vida. Todo ello unido a la pérdida de derechos básicos como la sanidad, la vivienda o los servicios sociales, así como la criminalización de cualquier intento de respuesta organizada desde los movimientos sociales y organizaciones juveniles. La venta de gran parte de los derechos de la juventud para pagar la deuda contraída con los mercados está haciendo que toda una generación de jóvenes tenga que construirse un futuro fuera. Un futuro cada vez más precario en los países de acogida y que convierte a miles de jóvenes en emigrantes sin otra opción, accediendo a puestos de trabajo muy por debajo de la formación recibida y en condiciones realmente precarias, como ya lo hicieran los inmigrantes que venían a España en años anteriores.


Por ello Jóvenes de Izquierda Unida lanza un mensaje claro: “Esta Navidad volvemos para quedarnos”. El área de juventud reclama un futuro en Castilla y León donde los jóvenes puedan ser el músculo de una economía centrada en la sociedad por encima de los beneficios.