Ingresan en prisión los detenidos por cometer estafas en sucursales bancarias vascas usurpando identidades

Los dos detenidos el pasado martes acusados de cometer estafas en sucursales bancarias usurpando la identidad de otras personas han ingresado este jueves en prisión, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.
BILBAO, 31 (EUROPA PRESS)



Los detenidos, que estaban siendo buscadas por diversos juzgados españoles por la comisión de delitos similares, se dedicaban a estafar en sucursales bancarias utilizando identidades falsas que usurpaban a sus víctimas.

Alrededor de la una de la tarde del pasado martes el responsable de una oficina bancaria de Llodio informó a la Ertzaintza de la presencia de una persona sospechosa de haber cometido estafas en dos entidades de Vitoria y un intento en otra sucursal de la localidad vizcaína de Orozko.

Los agentes se presentaron en el lugar e identificaron al sospechoso, pudiendo conocer través de los archivos policiales que se trataba de una persona reincidente en ese tipo de delitos a nivel de todo el estado español. Al estafador le acompañaba otro individuo de su misma nacionalidad que se dedicaba a controlar el exterior por si se producía algún inconveniente.

Ambas personas, de 27 y 29 años respectivamente, de nacionalidad pakistaní, se valían de la identidad de compatriotas suyos con cierto poder económico y que normalmente disponían de algún negocio. Tras obtener sus datos falsificaban documentos y con ellos solicitaban un duplicado de la libreta de ahorro.

Una vez conseguida la cartilla, se dedicaban a ir por sucursales bancarias repartidas por toda la geografía y realizaban reintegros de alrededor de 2.000 euros, de manera que no levantara sospechas en los empleados de las oficinas.

En este caso, los empleados de la oficina de Llodio reconocieron al estafador y dieron aviso a la Ertzaintza. Los agentes personados en el lugar, tras realizar las comprobaciones pertinentes, procedieron a la detención de ambos por los delitos de estafa, usurpación de identidad y falsificación de documento público.

Tras efectuarles un registro corporal preventivo, entre sus pertenencias les ocuparon documentación falsa y algo más de 4.100 euros, cantidad que coincide con el dinero dispuesto esa misma mañana en las dos sucursales gasteiztarras en las que habían cometido las estafas.

INGRESO EN NANCLARES

Seguidamente, los arrestados fueron trasladados a dependencias policiales para realizar las diligencias pertinentes y, tras ser puestos a disposición judicial, este jueves han ingresado en la prisión de Nanclares.

En el transcurso de la elaboración del atestado se ha podido constatar que en los archivos de la Ertzaintza hay otra denuncia por parte de un empresario pakistaní que ha sido víctima de una estafa cometida por estas dos personas en la localidad guipuzcoana de Beasain, por lo que se les imputa también estos hechos.

Se da la circunstancia de que estas personas tenían varias requisitorias de orden de detención emitidas desde los Juzgados de Cáceres, Badajoz y Ciudad Real. Asimismo, se tiene constancia de la existencia de denuncias en Navarra y Cataluña.

La Ertzaintza recomienda evitar el exceso de confianza y no facilitar, ni dejar a la vista documentos en los que figure filiación y datos bancarios. También es conveniente destruir los documentos antes de ser arrojados a la basura para evitar ser perjudicados en este tipo de delitos.