Inglaterra remonta casi en el límite para permitirse soñar

Sturridge logró en el 92 el tanto que daba la victoria a Inglaterra

Gales pasó de estar prácticamente clasificada con el gol de Bale a verse con pie y medio fuera. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

INGLATERRA: Hart; Walker, Cahill, Smalling, Rose; Alli, Dier, Rooney; Lallana (Rashford, min.73), Kane (Vardy, descanso) y Sterling (Sturridge, descanso).

 

GALES: Hennessey; Gunter, Chester, A.Williams, Davies, Taylor; Ledley (Edwards, min.67), Ramsey, Allen; Robson-Kanu (J.Williams, min.72) y Bale.

 

GOLES

0-1, min. 42: Bale.

1-1, min. 56: Vardy.

2-1, min. 92: Sturridge.

 

ÁRBITRO: Felix Brych (ALE). Amonestó a Davies (min.61) en Gales.

 

ESTADIO: Stade Bollaert-Delelis. 35.000 espectadores.

Inglaterra ha ganado a Gales en el Stade Bollaert-Delelis de Lens en la segunda jornada del grupo B de la Eurocopa, un triunfo agónico en el descuento que deja a los ingleses cerca de los octavos de final, mientras que Gales, que era líder hasta los últimos segundos, deberá ganar para proseguir su sueño.

 

Inglaterra empató ante Rusia en la primera jornada con un gol en el añadido de Berezutski, en el 92, y hasta el 92 del partido contra Gales estaba en apuros, pues solo un triunfo en la última jornada les daba opciones de pasar. Pero el gol de Daniel Sturridge culminaba la remontada al gol inicial de Bale, tras el empate de Vardy, y deja ahora líder a Inglaterra con 4 puntos, por los 3 de Gales y Eslovaquia.

 

Un partido trepidante al final en el que por muy poco se quedó Gales a la puerta de la historia. Los de Chris Coleman podían haber salido líderes de este duelo británico pero, ahora, deberán ganar a Rusia para pasar. Tampoco lo tendrá fácil Inglaterra, que se medirá a Eslovaquia, pero lo hará con más ánimos tras una remontada agónica con un gol de Sturridge lleno de acierto, como el pase de Alli, y fortuna a partes iguales.

 

Pese a que Inglaterra rozó el gol en la primera parte, en acciones como la de Smalling en el minuto 36 con un remate de cabeza que lamió el palo, u otro remate del otro central, Cahill, que detuvo bien Hennessey, fue Gales la que se adelantó y rozó por unos minutos la clasificación matemática y el liderato. Y abrió la lata gracias a un lanzamiento directo lejano y con efecto de Gareth Bale, un latigazo ante el que, pese a tocar el balón, no pudo hacer nada Hart.

 

Sin duda el partido cambió al descanso. No porque Gales hubiera llevado la iniciativa en los primeros 45 minutos pese a su ventaja en el marcador, sino que cambió debido al acierto del seleccionador Roy Hodgson al dar entrada a Daniel Sturridge, que fue una pesadilla para Gales y más al final con su postrero gol, y sobre todo a Jamie Vardy, quien logró la igualada y abrió el camino a la remontada.

 

La primera que tuvo el delantero estrella del Leicester, flamante campeón de la Premier League, la aprovechó para empatar y meter a Inglaterra en el partido. Tras un córner y varios rechaces, el balón llegó a Sturridge, el otro cambio al descanso, y éste la puso al área, donde un mal despeje del capitán galés Williams le cayó a Vardy, que la remató a la red.

 

Este duelo bien podría ser un partido entre dos combinados de la Premier League. Todos los integrantes de Inglaterra juegan en la máxima división inglesa, así como gran parte de los jugadores de Gales. Salvo algún jugador de categoría inferiores inglesas, solo el portero suplente Owain Fon Williams (Inverness, Escocia) y su gran estrella, Gareth Bale (Real Madrid, España), no militan en Inglaterra.

 

Así, con viejos conocidos que son compañeros a nivel de club ahora como rivales, el partido empezó sin ninguna selección que cogiera las riendas del mismo con autoridad. Fue una primera parte de pocas ocasiones, la mayoría de ellas para Inglaterra aunque el gol de Gareth Bale dio ventaja a unos galeses que estuvieron efectivos arriba y, pese al gol final, efectivos atrás.

 

El seleccionador inglés dio entrada en el minuto 73 al joven delantero del Manchester United Marcus Rashford, que entró por Adam Lallana, para que el ariete de 18 años debutara en una Eurocopa. Situado en punto junto a Vardy, con Sturridge ejerciendo de enganche, Rashford aportó su frescura a un ataque inglés muy nutrido pues, desde el centro del campo, Wayne Rooney se sumaba en cuanto podía arriba. Buen debut con premio para Rashford.