Ingenieros de tráfico tachan de "sinsentido" subir la velocidad en todas las autopistas y abogan por un límite variable

El presidente de la Asociación de Ingenieros de Tráfico (AIT), Sebastián de la Rica, ha señalado que la proposición del PP para subir la velocidad en las autopistas y autovías de peaje "no tiene sentido desde un punto de vista técnico" y ha abogado por la implantación de un límite variable que permitiría subir hasta 130 km/h el límite en algunos tramos bajo determinadas condiciones favorables, pero también reducirlo en caso de malas condiciones.
MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación de Ingenieros de Tráfico (AIT), Sebastián de la Rica, ha señalado que la proposición del PP para subir la velocidad en las autopistas y autovías de peaje "no tiene sentido desde un punto de vista técnico" y ha abogado por la implantación de un límite variable que permitiría subir hasta 130 km/h el límite en algunos tramos bajo determinadas condiciones favorables, pero también reducirlo en caso de malas condiciones.

"La diversidad de situaciones, de trazados, de circunstancias del momento es tan grande que poner el mismo límite para todo se puede hacer cuando el límite es bajo, pero cuando queremos subirlo, lo tenemos que hacer con unas ciertas precauciones", ha advertido en a Europa Press De la Rica, quien ha insistido en que la subida generalizada del límite tendría efectos negativos "en muchos sitios".

En este sentido, ha subrayado que "no todas las autopistas están diseñadas para una velocidad máxima igual" y "no es lo mismo una autopista de montaña que una en zona plana de Castilla". Tampoco se ha mostrado favorable a que se eleve el límite en las de peaje y no en las demás.

"Es un poco incomprensible que en las vías de peaje se autorizara una velocidad mayor teniendo en cuenta que en algunos casos tienen unas características de trazado inferiores a las de vías libres, cuando este tipo de medidas deberían tener en consideración aspectos relacionados con la seguridad, no con la financiación", ha indicado en relación a un posible plan para hacer más atractivas las vías de pago permitiendo velocidades más elevadas.

Frente a esta subida general de la velocidad, el experto ha abogado por una velocidad variable, modulada en paneles como los que Tráfico utiliza para alertar de congestiones, que pudiera subirse hasta 130 km/horas en buenas condiciones climatológicas y en tramos de vías rápidas que lo permitieran por su trazado, pero también reducirse en aquellas circunstancias desfavorables, como en caso de atascos o mal tiempo.

Esta propuesta va en la línea de lo que ya anunció la directora de Tráfico, María Seguí, que el Gobierno estaba estudiando introducir en la reforma del Código de Circulación en el que actualmente trabaja. Este mismo martes, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha reconocido que su departamento y el Ministerio de Interior están estudiando una subida del límite de velocidad en las autopistas y autovías.

"No tiene sentido poner el mismo límite de día despejado que lloviendo y de noche, desde el punto de vista técnico no tiene razón de ser, porque las circunstancias y el control de vehículo que se tiene son completamente distintos", ha subrayado De la Rica, que ha afirmado que la "niebla es la circunstancias meteorológica en la que se producen los accidentes más importantes".

Para De la Rica, "hoy en día la tecnología permite un límite variable de la velocidad", que permitiría subir en 10 km/h la velocidad límite en algunos tramos, lo que "tiene beneficios", como "ahorros de tiempo, que se ganan para otras actividades". además, ha indicado que el coste de estos sistemas de señalización variable en relación con el coste de construcción es "relativamente pequeño".

Por último, ha indicado que las autopistas y autovías son "mucho más seguras" que el resto de red convencional y ha llamado la atención sobre que este tipo de vías concentran el 70 por ciento de los kilómetros que se recorren por carretera en España, a pesar de representar sólo el 10 por ciento de la Red de Carreteras. "No tiene sentido que el control del 70 por ciento del tráfico del país no se cuente con elementos más avanzados", ha concluido.