Industria y Energía elevan un 26% su presupuesto para dedicar 4.153 millones al sistema eléctrico

El Gobierno cumple el compromiso de asumir el 50% de los extracostes extrapeninsulares eléctricos en los PGE







MADRID, 30 (EUROPA PRESS)






La dotación para las políticas de Industria y Energía incluida dentro del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 asciende a 5.781 millones de euros, un 26,3% más que en el ejercicio anterior, debido al fuerte aumento de las partidas destinadas al sistema eléctrico.






El 71% de este importe corresponde a partidas destinadas a financiar determinados costes del sistema eléctrico. En total, se dedicarán 4.153 millones a la tarifa, lo que supone un incremento de 1.232 millones con respecto a los 2.921 millones del ejercicio anterior.






El Gobierno señala que, en el ámbito energético, "el objetivo básico es el control y solución del déficit del sistema". Los 4.153 millones que se dedicarán al sistema eléctrico se desglosan a razón de 2.907 millones procedentes de los impuestos al sector y el 90% de la estimación de los ingresos previstos en las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, valorado en 344 millones.






Además, y por primera vez desde que el PP llegó al Gobierno, se contempla la asunción por parte de las cuentas públicas de una parte de los sobrecostes extrapeninsulares del sistema eléctrico. En este caso, y para cumplir con la reforma energética anunciada en julio, los PGE asumirán el 50% de estos costes, valorados en 903 millones.






Por otro lado, las cuentas de la política industrial y energética se elevan en todas sus partidas. Habrá un 1,2% más para los servicios generales, hasta 68 millones; un 0,8% más para protección de propiedad industrial, hasta 45 millones; un 0,1% más para calidad y seguridad industrial, hasta 3,8 millones, y un 1,4% más para incentivos regionales a localización industrial, hasta 841 millones.






MÁS DINERO PARA DESARROLLO INDUSTRIAL.






También se dedicarán 416 millones a desarrollo industrial, un 7,2% más; 475 millones a reconversión y reindustrialización, un 8,2% más, 51 millones a desarrollo alternativo de comarcas mineras, un 0,9% más; 423 millones a explotación minera, un 7,3% más, y 46 millones a seguridad nuclear, un 0,8% más.






Los PGE de 2014 indican que el objetivo de la política industrial es aumentar el peso de una industria "fuerte, potente, competitiva y generadora de empleo", para lo que se toman medidas destinadas a estimular la modernización de la capacidad productiva del país.






Además, el Gobierno "pretende dar prioridad a la empresa como tal por encima de los sectores, mejorando el entorno en el que se desenvuelve su actividad", mediante la eliminación de trabas administrativas.