Inaugurada la primera muestra en un museo español del creador y disidente chino Ai Weiwei

Alonso presenta la exposición de Ai Weiwei en el CAAC

La exposición, con un presupuesto de unos 50.000 euros, alberga instalaciones, cerámicas, vídeos y fotografías del artista

 


SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS)

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) ha inaugurado la primera exposición individual en un museo en España del artista y disidente chino, Ai Weiweim, que acogeel antiguo Monasterio de la Cartuja de Sevilla, posterior fábrica de cerámica y loza Pickman.

La muestra abarca la mayor parte de formas de producción del creador, entre ellas instalaciones, cerámicas, videos y fotografías, obras que ocuparán la zona monumental, entre otras salas. La exposición será inaugurada esta tarde por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y entre sus piezas más relevantes están 'Sunflower seeds' 2009 (Pipas de girasol, 2009), perteneciente a la Colección Jan Ghilsalberti de Copenhague o 'Descending Light' 2007 (Luz bajando), de la colección Helga de Alvear.

Durante su presentación, el consejero de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, ha destacado que 'Resistencia y tradición' es una muestra que "generará polémica y debate", toda vez que ha puesto en valor la postura "firme" de este artista "frente a todo lo que significa falta de libertad".

Además, ha calificado al artista chino --presente en la rueda de prensa a través de un vídeo en el que ha mostrado su satisfacción por esta muestra y su deseo de que el público la visite-- como "un icono cultural" que "representa las nuevas corrientes del siglo XXI". Por último, ha puesto en valor el CAAC, que "alberga la memoria de siglos de historia y cultura y da cobijo a las nuevas tendencias".

Por su parte, el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes, quien además es comisario de esta muestra junto a Luisa Espino, ha explicado que "hay que entender el trabajo de Ai Weiwei es necesario ser conscientes del tiempo y el espacio en los que se produce: el tiempo del capitalismo de Estado durante el profundo cambio geopolítico acaecido en China durante las últimas décadas, las mismas en las que el creador realiza su obra". Por tanto, la gran mayoría de sus trabajos "participan de ese tiempo político y de ese espacio cultural y, al igual que ellos, están en continua y vertiginosa trasformación".

Así, la exposición en el CAAC --que ha contado con un presupuesto "muy ajustado" de unos 50.000 euros-- "parte culturalmente de un tiempo y un espacio concretos". Por un lado, explica Álvarez Reyes, "nuestra contemporaneidad, es decir, el convulso tiempo geopolítico en el que estamos", y, por otro, "nuestro propio espacio físico, el antiguo monasterio cartujo unido a la expansión colonial, que en el siglo XIX se transformó en fábrica de loza y porcelana china. Por este motivo, esta muestra tiene como protagonistas especiales sus trabajos cerámicos, en un intento de comprender lo que Roger Buergel denominó en documenta12 --la misma en la que participó activamente Ai Weiwei-- como migración de las formas.

Por último, Álvarez Reyes se ha referido a la palabra "resistencia", presente en el título, "muy evidente porque conocemos de la personalidad controvertida" del artista, sobreexpuestos a los medios como "un seguro de vida", que "hace que el Gobierno chino se lo piense mucho antes de hacer algo contra él", asegura el comisario, quien recuerda que el artista "estuvo tres meses en paradero desconocido", y, además, no puede salir de su país, que le mantiene retenido el pasaporte.

En cuanto a las obras que conforman esta muestra, Luisa Espino se ha referido a 'Sunflower Seeds' (Pipas de girasol), realizada en 2009 para la Tate Modern de Londres. Weiwei cubrió la Sala de Turbinas del centro con cien millones de pipas de porcelana hechas y pintadas a mano por 1.600 artesanos de la región de Jingdezhen. En el CAAC se exponen una cinco toneladas de estas piezas, unos 3.3000.000 pipas, con las que, explica, "hace una defensa del trabajo artesanal de China en contraste con la producción en masa". Además, la selección del girasol no es casual, puesto que se trata de una flor de enorme simbolismo en el contexto de la Revolución Cultural China que indica la dirección hacia el sol, que es la representación habitual de Mao.

Asimismo, Espino ha destacado la pieza 'Descending Light', de 2007, una lámpara de estilo chandelier, en la que prima el color rojo, símbolo de China, de sus celebraciones y del régimen comunista al que Ai Weiwei "pone en relación con la figura de una lámpara que parece haber caído violentamente sobre el suelo, donde yace retorcida". En la exposición también se puede ver la instalación 'Ghost Gu coming down the mountain', de 2005, consistente en 96 vasijas pintadas en blanco y rojo, en las que se representan varios fragmentos de una imagen del Período Yuan (1269-1368). El conjunto conforma una perfecta cuadrícula cuyo color varía según el ángulo desde el que se observe, invitando al visitante a rodearla para captar la totalidad de la escena.

'AI WEIWEI: NEVER SORRY'

Como actividad paralela de esta exposición, que el público podrá visitar desde este viernes y hasta el próximo 23 de junio, el 1 de febrero se estrena el documental 'Ai Weiwei: Never Sorry', en los Cines Avenida de Sevilla. Es el primer largometraje sobre el artista y ha sido dirigido por Alison Klayman y se ha proyectado en festivales como Sundace Festival de Cine 2012, 62 edición de la Berlinale y en la sección oficial del Miami International, entre otros.

Ai Weiwei es hoy día el artista chino con mayor proyección internacional. Nacido en Beijing (1957), estudió cine en su ciudad natal, donde fundó el grupo de vanguardia Xing Xing (Las Estrellas) en los años setenta. En 1983 se trasladó a Estados Unidos, donde continuó sus estudios en arte y diseño y se convirtió en una figura destacada dentro de la comunidad de intelectuales chinos en el exilio y de la escena cultural neoyorquina, desarrollando un trabajo en la estela del arte conceptual.

En 1993 regresó a China donde además de su actividad artística, ha llevado a cabo proyectos como comisario de exposiciones, arquitecto y una prolífica actividad en Interntet, especialmente a partir de su prolífico blog. En los últimos años se ha convertido en una de las voces críticas con el régimen chino más conocidas internacionalmente, lo que le supuso en 2011 ser arrestado por parte de las autoridades de su país, que la mantuvieron en paradero desconocido durante tres meses.