Identifican la fuente de un sonido misterioso en el Océano Antártico

Antártico

Científicos tienen pruebas concluyentes de que la fuente de un sonido rítmico único, registrado durante décadas en el Océano Austral y llamado 'bio-duck', procede de la ballena minke antártica (Balaenoptera bonaerensis).

Descrito por primera vez como el sonido de un pato (duck en inglés) por personal de submarinos en la década de 1960, el sonido 'bio-duck' ha sido registrado en varios lugares en el Océano del Sur, pero su origen era un misterio.

 

En febrero de 2013, un equipo internacional de investigadores desplegó marcas acústicas en dos ballenas minke antárticas en Wilhelmina Bay frente a la península antártica occidental. Estas etiquetas fueron las primeras marcas acústicas colocadas con éxito en esta especie.

 

El análisis acústico de los datos, que contenía el sonido 'bio-duck', fue dirigido por Denise Risch del Centro de Ciencias Pesqueras del Noreste de la NOAA (NEFSC) y publicado este miércoles en la revista Biology Letters .

 

El sonido 'bioduck' se escucha sobre todo durante el invierno austral en el Océano Austral alrededor de la Antártida y la costa oeste de AustraliaDescrito como una serie de pulsos en un patrón altamente repetitivo, su presencia en latitudes más altas y más bajas durante la temporada de invierno también ha contribuido a su misterio. Nadie sabía que las ballenas minke estaban allí.

  

La identificación de la ballena minke antártica como la fuente del sonido indica ahora que algunas ballenas minke permanecen en aguas antárticas durante todo el año , mientras que otros realizan migraciones estacionales a latitudes más bajas.

 

Durante muchos años se pensó que los misteriosos sonidos procedían de submarinos, algún fenómeno oceanográfico, o incluso por los peces.  Las ballenas minke son las más pequeños de las "grandes ballenas" o rorcuales , un grupo que incluye a la ballena azul, la ballena de Bryde y la ballena jorobada, de aleta y ballenas sei.