Ideas ciudadanas para crear una ciudad inteligente

Beatriz Jiménez, José Francisco Hernández y Pino Gómez, durante la presentación. / Foto: Antonio S. Sánchez

El Ayuntamiento de Ávila ha puesto en marcha el proyecto ‘La Factoría de las Ideas’, para que los ciudadanos aporten sus ideas en diferentes áreas para mejorar la ciudad, y ha anunciado la apertura de una Smart City Office y un proyecto de monitorización de la Muralla, para detectar posibles problemas y solucionarlos de forma preventiva.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ávila, José Francisco Hernández, y las concejalas de Atención al Ciudadano y Patrimonio, Pino Gómez y Beatriz Jiménez, han presentado tres proyectos previstos dentro de su programa de ‘Smart City’, basados en la participación ciudadana y el patrimonio, el área en el que más se está trabajando dentro de esta estrategia de la ciudad inteligente.

 

El proyecto que se ha planteado más a corto plazo, y que de hecho ya está en marcha, es ‘La Factoría de las Ideas’, una “herramienta de participación ciudadana”, tal y como ha explicado Hernández, que “persigue recoger las ideas de ciudad inteligente que tienen los ciudadanos”. De esta manera, al Ayuntamiento ha marcado un plazo, que finaliza en 31 de octubre, para la aportación de ideas, que luego serán seleccionadas y premiadas, y “en los casos que fueran vivales”, podrían llevarse a cabo.

 

Para ello, se ha incluido en la web del Ayuntamiento un formulario en el que instituciones, empresas y ciudadanos podrán aportar sus ideas relacionadas con las áreas de Patrimonio, Accesibilidad, Turismo, Emergencias y Seguridad, Información y Participación Ciudadana, Urbanismo, Edificación Sostenible, Ciudadanía Responsable con la Energía, Movilidad y Transporte, Telecomunicaciones, Actividad Física y Deporte, Atención Social (Familia y Bienestar Social), Cultura, Control y Gestión de los Servicios, Empresa y Oportunidades de Empleo, y Gobierno Abierto y Transparencia.

 

Con el objetivo de seguir trabajando en esas ideas y de generar más proyectos se ha plantado también la creación de la Smart City Office, una oficina gestora de proyectos Smart City, cuyo proyecto quedará adjudicado esta misma semana y que podría empezar a funcionar a partir del 1 de septiembre, tal y como indicó Hernández.

 

Monitorización de la Muralla

 

Pero el proyecto quizás más importante que se anunció, aunque aún está pendiente de ser aprobado, será la monitorización de la muralla, una idea conjunta de las áreas de Patrimonio y Nuevas Tecnologías con la que se pretende, tal y como anunció Jiménez, que “a través de sensores colocados en diferentes puntos estratégicos de la Muralla, se pueda llevar a cabo una acción preventiva contra problemas, como pueden ser humedades o exceso de sales, y actuar rápidamente, adelantándonos a los problemas”.

 

Este proyecto se llevaría a cabo gracias a la subvención de Patrimonio Mundial, que aporta la Dirección General de Bellas Artes, Bienes Culturales, Archivos y Bibliotecas, denominada Ayuda para Proyectos de Conservación, Protección y Difusión de Bienes Declarados como Patrimonio Mundial, y en su puesta en marcha se necesitarían ordenadores industriales, nuevos coordinadores, nuevos routers, nuevos locales, sensores de temperatura y humedad, sensores de iluminación, una estación meteorológica, módulos GPRS, tarjetas telefónicas M2M, y métodos auxiliares para la instalación, todo ello con un periodo de tres años para mantenimiento.