Iberdrola reúne a 600 empleados en su cuarto encuentro del negocio de distribución en la Comunidad

El delegado de Iberdrola en Castilla y León, Joaquin Boneta, durante su intervención.

La empresa ha celebrado durante el mes de septiembre la cuarta edición del Encuentro de Distribución en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora.


 

Iberdrola ha reunido a cerca de 600 empleados de Castilla y León en su cuarto Encuentro del negocio de Distribución, que se ha celebrado durante el mes de septiembre en las diferentes provincias de la región en las que opera la compañía.

 

Bajo el lema Todos somos Distribución, este encuentro es continuación del que se desarrolló el pasado mes de febrero y persigue construir y compartir una visión única de esta área de la compañía, así como analizar la evolución de los objetivos y retos establecidos a principios del ejercicio.

 

El delegado de Iberdrola en la región, Joaquin Boneta, junto a los jefes del Negocio de Red han presidido estas jornadas en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora.

 

La prevención de riesgos laborales y la consecución de cero accidentes es el objetivo primordial de la empresa con estos encuentros, que también han abordado el despliegue de la red inteligente a través del programa STAR, la mejora de la calidad del suministro eléctrico, la reducción de las pérdidas de energía eléctrica, el aumento de la eficiencia operativa y el cuidado y respeto por el medio ambiente y la fauna natural.

 

Además,  en esta cuarta edición se ha destacado a aquellos equipos de mantenimiento que han alcanzado los 3.000 días consecutivos sin que ninguno de sus miembros haya causado baja por accidente de trabajo. Asimismo, se han entregado los diplomas acreditativos  a los tres primeros clasificados en el ranking individual del  programa de innovación interna Tus ideas, ¡Grandes ideas!

 

La misión de Iberdrola Distribución Eléctrica es gestionar la red eléctrica de distribución y los ingresos regulados, maximizando la rentabilidad de los activos y la eficiencia de los procesos, cumpliendo la normativa y reglamentación técnica y económica y manteniendo los más altos estándares de seguridad, ambientales y de servicio a todos los agentes del sistema, con estricta observancia de los principios contenidos en el Código Ético y en el Código de Separación de Actividades de las Sociedades del Grupo Iberdrola España con actividades reguladas.

Noticias relacionadas