Iberdrola refuerza la seguridad del suministro en Castilla y León revisando 4.500 km de líneas

Iberdrola Distribución ha revisado durante los seis primeros meses del ejercicio 4.500 kilómetros de sus líneas eléctricas en Castilla y León  para reforzar la seguridad de suministro y con el objetivo último de seguir mejorando la calidad del servicio que ofrece.

La compañía ha inspeccionado líneas de muy alta, alta y media tensión de cara a garantizar su fiabilidad y funcionamiento en las mejores condiciones frente a las inclemencias meteorológicas.

 

De esta manera, Iberdrola ha revisado hasta junio más de 4.000 kilómetros de líneas aéreas, así como otros 300 kilómetros de líneas subterráneas. Además, ha realizado trabajos de limpieza de los pasillos por donde discurren las líneas, podando aquellos árboles que presentaban un mayor riesgo de contactar con los tendidos a lo largo de 150 kilómetros de líneas.

 

Las revisiones de las líneas aéreas está orientada a detectar posibles anomalías en los elementos que componen este tipo de instalaciones: aisladores, conductores, herrajes, apoyos, etcétera, dañados por rayos, arbolado, obras de construcción o edificaciones próximas, entre otras causas.

 

La campaña de revisión de líneas eléctricas se enmarca dentro de las labores de mejora de las instalaciones eléctricas de la compañía, con el objetivo de incrementar la calidad y seguridad del suministro de energía.

 

Mejora cerca de un 9% la calidad de suministro en Castilla y León hasta junio

 

Iberdrola Distribución ha mejorado cerca de un 9% la calidad del suministro eléctrico que ofrece en Castilla y León durante los seis primeros meses del año en relación al mismo periodo del pasado ejercicio.

 

En este progresivo avance de la calidad del servicio que ofrece Iberdrola han influido tanto las inversiones realizadas en nuevas infraestructuras eléctricas y en el mantenimiento y renovación de las ya existentes, como el despliegue en curso del programa de instalación de contadores inteligentes y el plan de supervisión y automatización de la red asociado.

 

Cabe destacar que las interrupciones del servicio programadas para realizar estos trabajos también se contabilizan para el dato general de disposición del servicio, por lo que en caso de excluirse estas paradas por trabajos programados en la red, la mejora de la calidad sería aún más importante.

 

Iberdrola, que en España está próxima a los 8 millones de contadores inteligentes instalados y en Castilla y León ya cuenta con más de un millón de nuevos contadores, se ha convertido en una de las primeras empresas del mundo en alcanzar este volumen de equipos instalados y conectados, habiendo adaptado, al mismo tiempo, su red de distribución mediante la incorporación de la supervisión en tiempo real y la automatización.

 

Además de cumplir con el programa oficial relacionado con el desarrollo de la telegestión, la compañía aprovecha este despliegue para evolucionar tecnológicamente y mejorar su red mediante la digitalización y automatización de la misma, incorporando así las nuevas tecnologías de redes inteligentes.

 

 

 

Noticias relacionadas