Iberdrola ganó 2.840,7 millones en 2012, un 1,3% más, gracias al área internacional

El Presidente De Iberdrola

Iberdrola registró un beneficio neto de 2.840,7 millones de euros en 2012, lo que supone un incremento del 1,3% respecto al ejercicio anterior, gracias al área internacional, que aporta el 70% frente al 30% de España, según ha informado la eléctrica este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).




MADRID, 14 (EUROPA PRESS)



En concreto, el beneficio neto internacional aumentó un 35%, hasta 1.979 millones de euros, mientras que en España cayó un 36%, hasta 862 millones de euros, y se sitúa en niveles del año 2000, pese a las inversiones de 21.000 millones de euros realizadas en el país desde 2001.

La compañía ha destacado que ha logrado mantener sus resultados estables desde el inicio de la crisis, ya que desde 2008 su beneficio neto se ha mentenido por encima de los 2.800 millones de euros año tras año.

El resultado obtenido en 2012 ha sido posible, además, a pesar de los saneamientos realizados por importe de 428,7 millones de euros y relacionados con costes de promoción de parques eólicos, con la cartera de proyectos de Alberta Hub y con la cartera de Gamesa.

Iberdrola alcanzó unas ventas de 34.200 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,1%, al tiempo que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 7.726,6 millones de euros, un 1% más, y el flujo de caja operativo en 6.196,4 millones de euros, un 2,5% más. El beneficio operativo (Ebit), por su parte, cayó un 2,8% y se situó en 4.376,9 millones.

La compañía, que ha precisado que un 75% del Ebitda ya proviene de los negocios regulados, ha realizado desinversiones en 2012 por 850 millones de euros e inversiones por 3.259 millones de euros, destinadas principalmente a negocios regulados.

Iberdrola mantiene resultados y mejora el balance gracias a su perfil internacional y al peso de negocios regulados, unas cifras que le permiten seguir avanzando para cumplir las perspectivas 2012-2014, presentadas a finales de octubre del año pasado.

DIVIDENDO Y CAPITAL SOCIAL.

Asimismo, la compañía propondrá a la junta de accionistas, que se celebrará el 22 de marzo en primera convocatoria, una remuneración al accionista en torno a 0,305 euros en 2013, de los que 0,143 euros se han abonado en enero y el resto se abonará en julio.

La junta someterá también a aprobación una reducción del capital social del 2,4% mediante la amortización de 87,9 millones de acciones propias en cartera de Iberdrola (1,4% del capital) y la adquisición de acciones por un máximo del 1% del capital (unos 62,8 millones de títulos) a través de un programa de recompra para su amortización.

CUMPLIMIENTO DEL PLAN.

"Estamos consiguiendo los objetivos para el periodo en el año más difícil de la última década", afirmó el presidente de la compañía, Ognacio Sánchez Galán, en una conferencia con analistas.

Como parte de su plan estratégico para el periodo 2012-2014, la compañía ya ha realizado desinversiones por 850 millones y considera que los 2.000 millones que prevé desinvertir en el trienio serán suficientes para alcanzar los objetivos.

El ritmo inversor se ha situado en 3.259 millones, y de esta cantidad se ha destinado un 69% al negocio de redes. Al cierre del ejercicio, la liquidez del grupo se situaba en 12.043 millones de euros, suficiente para afrontar las necesidades financieras de tres años.

La compañía redujo en 1.381 millones su deuda, hasta 30.324 millones a cierre de 2012. Sin tener en cuenta los 2.409 millones de deuda asociada al déficit de tarifa, el desajuste es de 27.915 millones de euros. El apalancamiento se sitúa, ex déficit, en el 45%.

PERSPECTIVAS 2013.

Para el presente ejercicio, la compañía prevé un entorno de crecimiento en Reino Unido, Estados Unidos e Iberoamérica, donde centrará sus inversiones, al tiempo que continuará reduciendo su deuda y logrará generar 'cash flow' en todos sus negocios.

Por áreas de negocio, espera mejorar su actividad en el área de redes en Reino Unido y Estados Unidos, así como lograr un incremento en su base de clientes y de las ventas en Reino Unido, y una mayor actividad hidraúlica y eólica en España.