Iberdrola gana 869 millones hasta marzo, un 3,3% más

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

El grupo reafirma sus previsiones de crecimiento.

Iberdrola registró un beneficio neto de 869 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supone un incremento del 3,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este miércoles la compañía.


El beneficio neto recurrente alcanzó los 837 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,1%, en línea con los objetivos anuales de la eléctrica.

Entre enero y marzo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 2.008 millones de euros, un 6% menos, afectado por factores atípicos que previsiblemente se compensarán a lo largo del año.

La compañía ha subrayado que la evolución del negocio en el primer trimestre y las perspectivas para 2016 le permiten reafirmar sus estimaciones de crecimiento presentadas el pasado mes de febrero, que contemplaban un incremento del resultado neto consolidado en torno a un 5% a final de año.

Asimismo, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán aumentó sus inversiones en más de un 50% respecto al primer trimestre de 2015, hasta alcanzar los 896 millones de euros. Más del 70% de esta cantidad se destina a crecimiento. Destaca la aportación de Avangrid, filial norteamericana que cotiza en la Bolsa de Nueva York, que cierra el trimestre con un beneficio neto de 212 millones de dólares, un 24% más.

DIVIDENDO

Iberdrola ha reafirmado su compromiso de ofrecer una retribución al accionista con cargo a 2015 de, al menos, 0,28 euros brutos por acción: 0,127 euros brutos por título abonados el pasado mes de enero, más 0,03 euros brutos por título en efectivo el próximo mes de julio y, al menos, 0,123 euros brutos por acción que ofrecerá el grupo dentro de una nueva edición del programa 'Iberdrola Dividendo Flexible'.

Esta nueva edición de julio, con una remuneración total de 0,153 euros brutos por acción, supone un aumento del 7% con respecto a la de julio de 2015.

Al mismo tiempo, el consejo de administración de la eléctrica ha ejecutado la reducción del 2,46% del capital social, con el objetivo de mantener el número de acciones del grupo en 6.240 millones.

Por negocios, redes registró un Ebitda de 932,4 millones de euros en el periodo, un 3,7% menos, mientras que destacó el incremento de Estados Unidos, donde el Ebitda creció un 5,8%, hasta los 226,6 millones de euros, tras la integración de UIL Holdings Corporation.

En España, el Ebitda de redes se sitúa en 387,4 millones de euros, un 2,9% menos, mientras que en Reino Unido alcanzó 222,9 millones de libras esterlinas, un 3,6% menos, y en Brasil en 221,1 millones de reales brasileños, un 5% menos.

El negocio de generación y clientes se vio afectado por la menor actividad de trading de gas en España y el Ebitda se situó en 640,6 millones de euros, un 18,1% menos.

Por su parte, las renovables presentaron una positiva evolución en el trimestre, con un aumento del Ebitda del 3,1%, hasta los 441,6 millones de euros.

PERSPECTIVAS 2016-2020

Asimismo, el grupo energético señaló que avanza en el desarrollo de sus perspectivas estratégicas para el periodo 2016-2020, que presentó el pasado mes de febrero, para lo que trabaja actualmente en la construcción de nuevos parques eólicos y centrales de generación regulada en México, con una capacidad total de casi 5.000 megavatios (MW).

Además, el negocio renovable continúa incrementando su capacidad instalada, que asciende al cierre del primer trimestre, a 14.812 MW. En lo que respecta a la eólica terrestre, la compañía ha puesto en marcha la ampliación del parque Black Law, en Reino Unido, y está construyendo además 1.346 MW: 744 MW en Estados Unidos, 428 MW en Reino Unido y 174 MW en Brasil.

La energética también tiene actualmente en construcción 2.478 MW en México, donde espera contar con una capacidad instalada de alrededor de 8.000 MW en 2018.