Iberdrola cierra una permuta de bonos para ampliar la vida de su deuda y mejorar el coste

Torre eléctrica

Iberdrola ha cerrado una permuta que le ha permitido cancelar tres series de bonos y que tiene como objetivo la ampliación de la vida media de su deuda y la mejora del coste de financiación.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la eléctrica explica que ha aprovechado la emisión de deuda de la semana pasada para cancelar o amortizar 6.765 bonos de las series 77, 92 y 101.


Estos bonos tenían vencimientos entre 2016 y 2018 y unos cupones asociados de entre el 3,5% y el 5,625%. La emisión de la semana pasada, por valor de 600 millones, vence en cambio en 2023 y tuvo un cupón de 1,125%, el más bajo registrado por una empresa española en colocaciones a más de cinco años.

De esta forma, Iberdrola prevé ampliar la vida media de su deuda, laminar el perfil de vencimientos previstos para los próximos años y continuar mejorando su liquidez.