Huertos particulares para el nuevo curso en el Centro Medioambiental de San Nicolás

El éxito de la experiencia piloto de este curso con el taller municipal en el que se ha puesto un huerto comunitario para un total de 18 alumnos, todos ellos personas mayores, llevará al Ayuntamiento a añadir una serie de pequeños huertos particulares a petición de los usuarios, que serán totalmente gratuitos.

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y la teniente de alcalde Patricia Rodríguez, han visitado el huerto comunitario puesto en marcha por el Ayuntamiento de Ávila en el Centro Medioambiental de San Nicolás para conocer el desarrollo de las actividades que se están llevando allí a cabo dentro del taller municipal que arrancó en noviembre del año pasado y que está a punto de concluir, calificando la experiencia por autoridades y participantes como un éxito.

 

Según explicó García Nieto, se trataba de una experiencia piloto en la que han participado un total de 18 alumnos, todos ellos personas mayores, que tenían por objetivo cultivar un huerto de forma tradicional y totalmente natural, con productos como tomates, pimientos, sandías, calabazas, calabacines, judías, patatas, remolacha o lechugas, entre otros, y que, visto el éxito que ha tenido continuará el próximo curso, que arrancará en el próximo mes de noviembre, pero con la novedad de que al huerto comunitario se le añadirán además pequeños huertos particulares, todo ello sin coste alguno para los usuarios del taller.

 

García Nieto ha destacado que “lo que hay que valorar no es sólo los productos que se recogen, lo que para ellos es muy importante porque es el fruto del trabajo que han venido realizando, sino fundamentalmente la acción social que significa tener un huerto comunitario donde la gente coincide, hablan y se socializan, de modo que aquí han encontrado la oportunidad de aprender de esto y conocer a otras personas que dedican tiempo de su ocio a esta actividad”.

 

García Nieto ha aprovechado la oportunidad para felicitar a todo el grupo humano que ha formado parte del proyecto, a su monitor y la teniente de alcalde allí presente, como promotora de la idea, por una experiencia que ha calificado como “muy gratificante” y que “da un impulso importante al barrio de San Nicolás”, una zona que antes tenía muchas huertas” y que “antes estaba prácticamente abandonada y ahora está muy recuperadas”, y eso, destacó, “es un valor añadido”.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Nicolás, Mariano Rodríguez, ha destacado que se trata de “una experiencia extraordinaria aunque ha tardado un poco en llegar”, pero que “ahora, a los que vivimos aquí nos entusiasma como ha quedado esto” además de que “nos alegra mucho con la satisfacción que trabajan las personas que están aquí”.