Hubble celebra sus 24 años en órbita con la imágen de la nebulosa Cabeza de Mono

Nebulosa Cabeza de Mono

Para celebrar sus 24 años en órbita, el telescopio espacial Hubble, de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), ha hecho pública una nueva imagen de una parte de NGC 2174, también conocida como la Nebulosa Cabeza de Mono. Esta colorida región está llena de estrellas jóvenes incrustadas en mechones brillantes de gas y polvo cósmico.

NGC 2174 se encuentra a unos 6.400 años luz de distancia en la constelación de Orión (el Cazador). Las nebulosas son un blanco favorito de Hubble. Sus plumas coloridas de gas y estrellas ardientes y brillantes crean etéreas y bellas imágenes. De hecho, algunas de las fotografías más famosas de Hubble han sido de nebulosas.

En esta ocasión, se muestra en detalle el interior de NGC 2174, una guardería estelar violenta, llena de los ingredientes necesarios para la formación de estrellas. Sin embargo, la receta para cocinar nuevas estrellas no es muy eficiente y la mayoría de los ingredientes se pierde en forma de la nube de gas y polvo, que se dispersa.

Este proceso se acelera por la presencia de estrellas jóvenes ferozmente calientes que provocan vientos de alta velocidad que ayudan a soplar el gas hacia el exterior.

Todos estos procesos que ocurren dentro de la nebulosa Cabeza de Mono, hacen que el paisaje tenga un gran colorido. Desde el marrón oscuro de las nubes de polvo de color óxido que ondulan hacia el exterior, hasta el gas de color azul brillante, así como las blancas y rosadas estrellas jóvenes que salpican las nubes. Estos tonos llamativos se forman mediante la combinación de varias imágenes del Hubble tomadas con diferentes filtros de color, que no es visible para el ojo humano.

El ingrediente clave de NGC 2174 es el gas hidrógeno, que es ionizado por la radiación ultravioleta emitida por las estrellas jóvenes. Como resultado de ello, esta región también se conoce como una región HII, una gran nube de gas ionizado.