Hospital Río Hortega de Valladolid pone en marcha una atención psiquiátrica "con vocación comunitaria" pionera en España

Laura Martín (izquierda) junto a Sáez Aguado (centro)
Sáez Aguado defiende una mayor "conexión" entre las unidades de psiquiatría y la Atención Primaria a la hora de diagnosticar trastornos


VALLADOLID, 13 (EUROPA PRESS)

El Hospital Río Hortega de Valladolid ha puesto en marcha un sistema de atención psiquiátrica "con vocación comunitaria" y "adaptado a los pacientes" que resulta "pionero en España", tal como ha subrayado su coordinadora, Laura Martín.

Martín ha acompañado este miércoles al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en la inauguración de esta unidad diurna que también cuenta con una decena de plazas hospitalarias y que comenzó a funcionar el pasado mes de enero, aunque los primeros pacientes llegaron en febrero.

De esas 25 plazas totales --10 hospitalarias y 15 comunitarias--, actualmente están ocupadas 18, según su responsable, quien ha subrayado que se trata de un sistema que "se adapta al paciente y no al revés", y que huye de la visión tradicional de la atención psiquiátrica.

En este sentido, Sáez Aguado ha subrayado que aquí "se rompen los esquemas de un hospital", ya que sus profesionales "no llevan bata", los pacientes "no visten pijama" e incluso la comida que reciben "es diferente" a la del resto de ingresados, a lo que se suma la "flexibilidad de horarios", las visitas de profesionales a los domicilios de estas personas afectadas con enfermedad mental grave o las terapias con sus familiares.

Al hilo de esto, Laura Martín ha aclarado que "el 90 por ciento de las acciones realizadas son extrahospitalarias", dentro de un proyecto "piloto en España" que se basa en una "mezcla de teorías" con horario ampliado hasta las cinco de la tarde para que puedan acudir "aquellos que tienen que están ocupados por la mañana" o "sus familiares con trabajo".

TRABAJADORES SIN JERARQUÍA

La coordinadora también ha destacado el sistema de trabajo "de los ocho profesionales" que desarrollan su actividad en él --un psiquiatra, un psicólogo, un enfermero, un terapeuta y cuatro auxiliares de clínica-- y entre los que "no hay jerarquías". Dicha unidad atiende a afectados por psicosis o neurosis, entre otras patologías graves.

Por último, ha defendido el "mayor tiempo" que con esta fórmula se dedica a los pacientes y la "intensidad" del tratamiento, por medio de terapias de grupo o talleres de radio o cocina.

Por su parte, el consejero de Sanidad ha defendido que en función de los resultados que se obtengan podrá extenderse este sistema a otros hospitales de Castilla y León y ha abogado por "reorientar los recursos" para mantener la "calidad" en la atención pese a las "dificultades económicas" actuales.

Sáez Aguado, que ha repetido en numerosas ocasiones que el nuevo sistema "rompe algunos esquemas", ha defendido que con esto se da "un paso más" en la red de atención psiquiátrica de la Comunidad, con 182 facultativos dedicados exclusivamente a esta labor y más de 1.000 profesionales participantes en la asistencia psiquiátrica pública, a la que se suman las unidades concertadas en hospitales privados.

Asimismo, ha abogado por una "mayor conexión" entre estas unidades y las de Atención Primaria, ya que en esta última "se diagnostican muchos de estos trastornos". En este sentido, ha lamentado que "quizá exista un diagnóstico demasiado estandarizado" y ha subrayado que la conexión de ambas unidades "está dando buenos resultados" en los centros donde se ha comenzado a aplicar.