Hormigas, gusanos y otros invertebrados pierdan su dominio en la selva por la tala de bosques

Hormigas

Una nueva investigación dirigida por biólogos del Imperial College de Londres, en Reino Unido, publicada en la revista 'Nature Communications', ha descubierto que cuando la diversidad de invertebrados disminuye en los bosques tropicales a causa de la tala de árboles, otros miembros del ecosistema pueden realizar sus funciones vitales.

Una nueva investigación dirigida por biólogos del Imperial College de Londres, en Reino Unido, publicada en la revista 'Nature Communications', ha descubierto que cuando la diversidad de invertebrados disminuye en los bosques tropicales a causa de la tala de árboles, otros miembros del ecosistema pueden realizar sus funciones vitales.

 

Los invertebrados realizan funciones esenciales para el buen funcionamiento de los ecosistemas de los bosques tropicales. Por ejemplo, las termitas y los milpiés ayudan a descomponer las hojas muertas y liberan sus nutrientes al suelo, y las hormigas carnívoras y las arañas actúan como depredadoras de invertebrados herbívoros que de otro modo agujerearían todo el follaje.

 

Sin embargo, casi la mitad de este tipo de paisajes se ha talado, lo que, a menudo, provoca grandes cambios en el número y tipo de invertebrados, con muchas de estas especies que están perdiendo del ecosistema. El nuevo trabajo muestra que los ecosistemas de los bosques tropicales tienen una resistencia notable al cambio.

 

Aunque el ecosistema puede seguir funcionando con los vertebrados adoptando más un papel de liderazgo, el autor principal del trabajo, Robert Ewers, del Departamento de Ciencias de la Vida del Impertal College, señala: "El bosque seguirá manteniéndose, pero será mucho más susceptible al cambio. Basarse en los vertebrados es una mala táctica, ya que son menos diversos y vulnerables a nuevos retos como el uso de la tierra".

 

Por ejemplo, el cambio a las parcelas agrícolas, como las plantaciones de palma, podría hacer que la biodiversidad disminuya más rápido. "La caída de uno o dos invertebrados podrían no ser tan mala, ya que hay muchos otros ocuparían su lugar, pero la disminución de uno o dos vertebrados podría ser desastrosa", resalta Ewers.

 

Al excluir ciertos organismos de áreas de bosque tropical natural y talado en Borneo, el equipo fue capaz de determinar su contribución al ecosistema. De esta forma, encontraron que en los bosques explotados, todavía llevaron a cabo las actividades esenciales a aproximadamente la misma velocidad, pero que los invertebrados contribuyeron mucho menos.

 

Por ejemplo, la tasa global de la depredación de invertebrados en las selvas naturales y taladas era la misma, pero los invertebrados fueron responsables de sólo alrededor del 60 por ciento de la actividad en los bosques talados, en comparación con casi toda ella en los bosques naturales. En cambio, las aves y los murciélagos eran responsables de cazar muchos más invertebrados en los bosques talados.

 

La descomposición de la hojarasca también parecía no verse afectada por la falta de invertebrados, aunque no fue porque los vertebrados adoptaran esta función. Los investigadores piensan la basura puede haber continuado descomponiéndose gracias a un microclima cambiante o las actividades de las bacterias del suelo.