Honda Civic: más europeo

Ya está en los concesionarios la décima generación del modelo compacto de Honda. La versión más económica está a la venta desde 22.140 euros.


 

El Civic es un modelo clave para Honda en Europa. Por este motivo, los ingenieros de la marca han echado el resto para ofrecer un compacto de calidad que logre situarse entre las mejores posiciones de su nutrido segmento.

 

Para ganar amplitud en el interior y presencia, la carrocería ha ganado en tamaño. De este modo, el nuevo Civic es 30 mm más ancho, 136 mm más largo y 20 mm más bajo que el modelo de la generación anterior. Pero además de ser un coche más grande, también se ha trabajado su aerodinámica para que el dinamismo y el consumo de carburante salgan ganando. 

 

La parte mecánica también platea novedades, y es que, el nuevo Civic, es el primer modelo de Honda comercializado en Europa que se ofrece con los motores de gasolina turboalimentados de Honda de 1 litro y tres cilindros, y 1.5 litros y cuatro cilindros, de 129 y 182 CV respectivamente. Ambos motores estarán disponibles con una transmisión manual de seis velocidades de nuevo diseño o con una transmisión CVT.

 

Pero además de plantear suculentas novedades en su gama de motores, el Civic también estrena una nueva plataforma con una estructura 16 kg más ligera y 52 % más rígida que la del modelo precedente. Con estos avances, el compacto japonés mejora considerablemente los niveles de ruido, vibración y rumorosidad. 

 

Las versiones más lujosas equipan un sistema avanzado de suspensión adaptativa. Esta solución permite al conductor seleccionar dos modos para ajustar la fuerza de amortiguación según las condiciones de conducción.

 

Gracias en parte a la plataforma más ancha y más larga, y a la mayor distancia entre ejes (hasta 30 mm más con respecto al Civic anterior), los ocupantes de los asientos delanteros y traseros gozan de una mayor visibilidad y de más espacio para disfrutar de sus acabados de gran calidad. Del mismo modo, la posición al volante ahora es 35 mm más baja, algo que será del agrado de los conductores de mayor estatura.

 

El interior también es completamente nuevo. Sin ser de los mejores en cuanto a calidad de materiales se refiere, todos ellos están muy bien acabados y transmiten muy buenas sensaciones al tacto y a la vista.

 

El espacio del maletero sigue siendo líder en su clase, tanto en términos de volumen (478 litros) como de facilidad de acceso y versatilidad. Los asientos traseros abatibles con distribución 60:40, la baja altura de las molduras (679 mm) y la amplia abertura del maletero (1120 mm), junto con el piso plano del maletero, hacen que cargar artículos pesados, anchos y largos resulte fácil. Un compartimento oculto bajo el piso ofrece otra zona de almacenamiento segura (no disponible en las versiones Sport y Sport Plus).

 

Las versiones asociadas al motor Turbo VTEC de 1.5 litros está disponible con las versiones Sport, Sport Plus o Prestige, cada una de ellas con detalles exclusivos de acabado en el exterior. Las versiones Sport y Sport Plus destacan por sus alerones delanteros y traseros más pronunciados, el embellecedor del faldón lateral y un diseño exclusivo de llantas de aleación de 17 pulgadas. Además, incorporan faros delanteros LED y faros antiniebla delanteros, mientras que en la parte trasera llaman la atención los dos tubos de escape situados en el centro con embellecedores cromados.

 

La versión Prestige, que es la más lujosa de la gama, goza de un mayor nivel de acabado, gracias al detalle cromado de la parrilla delantera los tiradores de las puertas y los marcos de las ventanillas.