Hola a Todo el Mundo: "La música siempre ha sido para perdedores y románticos"

Hola a Todo el Mundo
El grupo madrileño da un violento volantazo estilístico con su nuevo disco, 'Ultraviolet Catastrophe', un trabajo de "canciones tristes animadas" en el que aparcan los sonidos más acústicos y se dejan llevar por los sintetizadores, sin miedo a experimentar y con las mismas ganas de siempre para hacer música, una profesión que, para su vocalista y guitarrista, Ari, "siempre ha sido para perdedores y románticos".
MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El grupo madrileño da un violento volantazo estilístico con su nuevo disco, 'Ultraviolet Catastrophe', un trabajo de "canciones tristes animadas" en el que aparcan los sonidos más acústicos y se dejan llevar por los sintetizadores, sin miedo a experimentar y con las mismas ganas de siempre para hacer música, una profesión que, para su vocalista y guitarrista, Ari, "siempre ha sido para perdedores y románticos".

Este nuevo trabajo está inspirado en un poema de Roy Tiger Milton, un personaje nostálgico, triste y apocalíptico de quien la banda pretende aprender "una manera apasionada de vivir, con la obstinación como bandera, haciendo caso a la voz interior que cada uno lleva dentro, aunque tenga que recorrer un camino miserable", según ha señalado en declaraciones a Europa Press.

Sobre el título del álbum, Ari plantea que "refleja algo muy habitual, como es el fracaso de la teoría ante la práctica". "Es algo universal y a temporal. No obstante, sin crisis no hay cambios. Y sin cambios, la vida se estanca y se pudre", recalca, para después explicar que su evolución estilística ha sido "gradual, la culminación de un proceso largo de cambio, de componer con otros instrumentos y buscar otro sonido".

Y es que según Ari, "no se pueden tener miedos ni reparos a la hora de hacer música", sino que tiene que ser un "proceso liberador y no lo contrario". El resultado de esa falta de presión creativa es un disco con cierto tono melancólico, algo que se capta con mayor intensidad atendiendo a las letras, con composiciones "para escuchar y bailar a ratos, pensando en el mañana".

Con la firme intención de presentar este nuevo álbum en tantos rincones como sea posible, tanto dentro como fuera de España, Ari resalta que la banda "sobrevive por las ganas de seguir haciendo música". "Es lo único que hace posible aguantar las miserias de esta industria. La música siempre ha sido para perdedores y románticos", asevera, para después sentenciar: "Es muy difícil vivir de la música, es una industria que genera muy poco dinero y sin dinero no se puede vivir".

Finalmente, el músico afirma que tanto el actual Gobierno como parte de la sociedad civil desprecian a la cultura: "Pero en lo que concierne a la música no podemos dejar de lado la responsabilidad que tenemos cada uno de nosotros. Si a me gusta un artista, por ejemplo Twin Shadow, y me descargo su disco ilegalmente de internet en lugar de pagar 8,99 euros en iTunes, estoy despreciando la música. Un copa en cualquier local por la noche, por poner un ejemplo, vale lo mismo o más".