Herrera, "razonablemente optimista" con el objetivo del déficit, anuncia un fondo de reserva para reducir la deuda

El 'techo de gasto' se calculará con una media aritmética del PIB de nueve años
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se ha mostrado "razonablemente optimista" con el cumplimiento por parte de la Comunidad del objetivo de déficit a final de 2011 del 1,3 por ciento, ya que el tercer trimestre se cerró con un índice deficitario del 0,82 por ciento, lo que da "margen" a la Comunidad para poder cumplir ese objetivo.

Así lo ha asegurado Herrera en su comparecencia, por espacio de dos horas y media, en la rueda de prensa en la que ha explicado los acuerdos del Consejo de Gobierno de este jueves, el último del año, donde se donde se ha dado luz verde al Decreto de Prórroga de los Presupuestos Generales de la Comunidad de 2011, al proyecto de ley de Estabilidad y Disciplina Presupuestaria, al Plan de Racionalización del Gasto y al anteproyecto de ley de Medidas Tributarias.

Durante su comparecencia, Juan Vicente Herrera ha explicado que la Ley de Estabilidad Presupuestaria, más conocida como 'Techo de gasto', responde a un compromiso que adquirió el pasado mes de junio durante el debate de investidura además de que es la "leal aportación" de Castilla y León "al objetivo de estabilidad del reino de España" y al mandato del artículo 135 de la Constitución Española.

Esta Ley de Estabilidad supondrá que el Gobierno castellanoleonés se impondrá un techo máximo de gasto no financiero anual además de que creará un fondo de reserva que tiene como objetivo hacer frente al endeudamiento de la Comunidad, que es de 8,8 por ciento del PIB, cerca de cuatro puntos por debajo de la media nacional, aunque algunas comunidades, según ha recordado Herrera, "bordean el 20 por ciento de endeudamiento".

Al respecto, el presidente de la Junta cree que hay que hacer frente "a este gravísimo problema" a través de la búsqueda de nuevos ingresos para la Comunidad con la recaudación de impuestos y de los nuevos tributos creados y a través de la Ley de 'Techo de gasto' con el objetivo final de "mantener los servicios públicos y reforzar el principio de sostenibilidad presupuestaria".

En lo que respecta al techo de gasto no financiero anual, se calculará el porcentaje de variación de dicho gasto "realizando una media aritmética" de la evolución del PIB de nueve años (los cinco años anteriores, el corriente y los tres posteriores) y se remitirá a las Cortes para su aprobación al inicio del primer periodo anual de sesiones, es decir, en septiembre.

Lo que se pretende con este techo de gasto es limitar la actividad pública a lo que "razonablemente" permita el ciclo económico para que en periodos de declive "no se pueda incurrir en un endeudamiento ilimitado".

Herrera, "ocupado y preocupado" por Castilla y León
Por su parte, Herrera, se ha definido este jueves como un dirigente "ocupado y preocupado" por la Comunidad Autónoma y por su futuro, por lo que ha asegurado asumir las nuevas medidas aprobadas hoy por su Gobierno -un plan de racionalización de la Administración con un ahorro de 136 millones de euros y nuevos impuestos por 251 millones de euros- con "responsabilidad política, fuerte y convencido".

Herrera ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este jueves, una reunión "no ordinaria" realizada "en las postrimerías de 2011" para adoptar una serie de medidas "en clave de futuro" para poder afrontar un nuevo año "complicado y difícil" para el que ha apelado a la capacidad de esfuerzo y de coraje y a la visión equitativa y solidaria de las cosas para poder construir una Comunidad "de la que nos sintamos orgullosos".

El presidente de la Junta de Castilla y León, que ha puesto sobre la mesa un conjunto de "importantes medidas" de naturaleza económica, financiera, fiscal y administrativa para hacer frente al año 2012, ha apelado en todo momento a dos objetivos básicos, la sostenibilidad de las cuestas públicas y el funcionamiento de los servicios públicos fundamentales con calidad y equidad, en pro de una recuperación de la economía y del empleo.