Herrera garantiza "trabajo" en su lucha por la defensa de la PAC para los productores de la comunidad

(Foto: E. P.)

Ha garantizado a los representantes del sector agrario que el Gobierno regional continuará su trabajo para garantizar una PAC positiva.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha comprometido este miércoles con las organizaciones profesionales agrarias a defender los intereses del campo de la Comunidad en la fase de aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) y ha planteado la búsqueda de una postura común que tome como base el pacto alcanzado en 2011.

  

Así lo ha explicado este miércoles la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, tras la reunión entre el presidente, el equipo directivo de la Consejería y los representantes de Asaja, Donaciano Dujo; Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG, Julio López y Aurelio Pérez, y de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González Palacín.

  

Tanto Clemente como algunos de los representantes agrarios han coincidido en señalar la "preocupación" de Juan Vicente Herrera por el desarrollo de la PAC 2014-2020. En la reunión, según Clemente, el presidente Herrera ha puesto de manifiesto que el proceso se encuentra en un "momento decisivo", ya que a finales del mes de junio se prevé alcanzar un acuerdo político sobre la reforma.

 

Para el Gobierno autonómico la participación, por primera vez en este proceso negociador, del Parlamento Europeo es una herramienta "muy positiva" que todavía puede dar lugar a que en la redacción final de los textos que resulte del acuerdo político pueda mejorar y aproximarse a los intereses de la Comunidad.

  

Herrera ha garantizado a los representantes del sector agrario que el Gobierno regional continuará su trabajo para que las características de la agricultura y la ganadería de la Comunidad y su diversidad de producciones sean tenidas en cuenta en la futura política agraria comunitaria y sobre todo en su fase de aplicación a las comunidades autónomas, que se iniciará a partir de julio.

 

En este sentido, se ha comprometido a actualizar, en función de la situación del sector, la postura de Comunidad ante la futura PAC alcanzada con las OPAS y Urcacyl el 1 de abril de 2011.

  

"Este acuerdo está vigente en algunos aspectos pero en otros se puede actualizar y, junto con el acuerdo político alcanzado con los grupos parlamentarios de las Cortes, dará más fuerza a Castilla y León ante el Ministerio", ha explicado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al término del encuentro.

  

Además, Clemente ha recordado que el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, apuntó la necesidad de que exista una plataforma conjunta nacional para la aplicación de la PAC, una idea de "una PAC, no 17" con la que ha coincidido. Pero ha matizado que se deben establecer mecanismos que se adapten a las características particulares de cada región y que permitan adaptar la PAC a Castilla y León.

  

En otros aspectos, Silvia Clemente se ha referido a que en la PAC se deberían rebajar los porcentajes de convergencia, para que sea más progresiva en lugar de llegar a niveles de entre el 60 y el 75 por ciento, como considera que apunta la Comisión Europea.

  

En el transcurso de la reunión, como también ha detallado la consejera de Agricultura, el presidente Herrera ha pedido a los representantes de las organizaciones agrarias que en este aspecto el diálogo se mantenga "siempre desde el respeto a las instituciones", porque como ha advertido Clemente, "cualquier falta de respeto se vuelve contra los interlocutores que están en el mismo estatus".

  

Los representantes de las OPA se han mostrado, como en el caso de Donaciano Dujo, de Asaja, totalmente favorables a ese "acuerdo de Comunidad", pues, de hecho, ha manifestado su extrañeza por que se haya conseguido un "consenso para trasladar la postura a Bruselas" pero ahora no se alcance para realizar peticiones al Ministerio ni para el reparto de la PAC.

 

PAGOS ACOPLADOS

  

Por otro lado, ha insistido en pedir más atención a los pagos acoplados y sobre todo a los relacionados con la ganadería y la remolacha, que por ejemplo ha visto descender su volumen de siembra en Castilla y León "un 30 por ciento en los últimos años".

    

En este sentido, el representante de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, ha recalcado el planteamiento de que al menos el 15 por ciento de los pagos sean acoplados y vayan destinados a esos sectores "en crisis", como sucede en la ganadería que, como ha reprochado, "no aparece por ningún lado en la PAC".

  

Según González Palacín, en la negociación "hay que ir a por pocas cosas y atarlas en corto", en referencia a la diferenciación de los agricultores a título principal, y a que se rebaje el límite de hectáreas y se tenga "el factor de productividad" como base para introducir los cultivos vinculados a la PAC, de modo que se admitan las superficies dedicadas a barbecho, para producir o como pasto para ganado y con el objetivo final el dinero "no vaya a manos de personas que no se dedican a la agricultura".

  

A este respecto, ha hecho un inciso el director general de la PAC en la Consejería, Juan Pedro Medina, que ha matizado que se ha llegado a un consenso para establecer el límite en 22 millones de hectáreas y que la "postura general" es que se tenga en cuenta la producción para incluir los terrenos.

 

Asimismo, ha explicado que se tratará de evitar la especulación con el planteamiento de un período de referencia que puede llegar incluso a 2011, de modo que los terrenos adquiridos recientemente para adquirir derechos a la PAC no se tengan en cuenta.

  

Mientras tanto, el portavoz de la Alianza por la Unidad del Campo, ha insistido en la necesidad de que, dentro de la reforma de la PAC, se aborde definitivamente el "modelo social agrario" con planteamientos de futuro que puedan favorecer no sólo la incorporación de jóvenes, sino evitar que éstos abandonen el campo.

 

En cuanto al acuerdo, ha considerado que los ocho puntos introducidos en la moción aprobada por consenso político en las Cortes son "válidos" para su organización, por lo que ha animado a trabajar para "profundizar más".