Herrera cifra en 650 millones la deuda del Gobierno en transferencias finalistas

Según el presidente de la Comunidad, esta deuda está "ahogando" a Castilla y León
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha cifrado en más de 650 millones de euros la deuda del Gobierno de la nación en trasferencias finalistas correspondientes a este ejercicio, un hecho que, según ha advertido, está "estrangulando" a la Comunidad Autónoma.

De este modo ha respondido Herrera a una pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Óscar López, que se ha interesado por la previsión del jefe del Ejecutivo regional en relación a los presupuestos para el año 2012, a lo que Herrera ha respondido que la Junta aprobará antes de que finalice el presente mes la prórroga de las cuentas autonómicas de 2011 a la espera de contar con una previsión de ingresos rigurosa y fiable que permita fijar, a su vez, las prioridades de gastos que se ha mostrado partidario de negociar con la oposición.

Según ha advertido Herrera, las previsiones de crecimiento económico para 2012 del 2,3 por ciento del Gobierno en funciones, al que ha acusado de no haber tenido la "decencia ética" de corregir esos cálculos, han dejado "a oscuras" a las autonomías y ha asegurado que las comunidades que ya han presentado los presupuestos de 2012 los tendrán que modificar en los tres primeros meses del próximo año.

Herrera ha preguntado a López si quiere que Castilla y León tenga que hacer el "ridículo" ante estas "incertidumbres" y ha recordado que la Región ya tiene que devolver más de 2.000 millones de euros por el "mal cálculo" del Gobierno socialista en los anticipos de 2008 y 2009. En este sentido, ha afeado la actitud de los socialistas castellanos y leoneses por no "cerrar filas" ante los intereses de la Comunidad y por "empeñarse" en apoyar a un Ejecutivo "al que han deslegitimado las urnas".

El presidente de la Junta y el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista han discrepado sobre los datos del cierre efectivo del año 2008, con un déficit real de 318 millones de euros según el Consejo de Cuentas, en palabras de López, que han sido negados tajantemente por Herrera que ha puesto sobre la mesa datos del propio Ministerio de Hacienda que corroboran que la Junta cumplió el objetivo de estabilidad que era del 0,75 por ciento para ese año al quedarse en un 0,71. En su turno de dúplica, el presidente de la Junta se ha ofrecido a facilitar esta documentación a López, al que ha animado a dar traslado de la información a la Abogacía del Estado.

Por su parte, López, que ha advertido de la diferencia que hay entre lo que presupuesta la Junta de Castilla y León y lo que realmente ejecuta, se ha preguntado si la prórroga presupuestaria que estudia el Gobierno regional será sobre el presupuesto de 2011, sobre lo ejecutado este año o sobre el plan de ajuste por cerca de 1.000 millones aprobado el pasado mes de abril.

En este sentido y en tono irónico ha instado a la Junta a que si pretende culminar el "despropósito" de la prórroga presupuestaria no lo haga en el Consejo de Gobierno del día 29 de diciembre sino un día antes, el 28, coincidiendo con los Santos Inocentes, a lo que Herrera ha respondido que "de Santos Inocentes es tratar de dar lecciones de confianza a la sociedad" cuando ha dado dos apoyos mayoritarios al PP en las dos últimas citas con las urnas.

López ha insistido en su convencimiento de que si algo hace falta en estos momentos de crisis económica es dar seguridad, certidumbre y confianza a los ciudadanos, a las empresas y a los inversores con la presentación de unas cuentas para 2012 que permitan conocer cuánto se va a destinar a educación o sanidad.