Herrera busca "reverdecer" la industria de la región con el III Acuerdo para la Competitividad

El presidente de la Junta, Juan  Vicente Herrera, atiende a los periodistas

El presidente, que ha desvelado que el Acuerdo estará dotado de 475 millones en 2014, apunta a que los datos de contabilidad regional desvelarán una evolución positiva del PIB en el primer trimestre.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha destacado que el III Acuerdo para la Competitividad busca elaborar un nuevo marco que logre "reverdecer y actualizar" la industria de la Comunidad y para ello se prevé invertir 475 millones de euros en 2014, una cuantía que se actualizará anualmente de acuerdo a los presupuestos hasta 2020 y que inicialmente supone un 15 por ciento más que la dotación inicial del anterior Acuerdo.

 

Herrera ha presentado en el Centro de Soluciones Empresariales de Arroyo de la Encomienda las líneas básicas de este acuerdo que se rubricó en el marco del Diálogo Social el pasado 4 de julio a través del se definen las directrices de la política industrial en el horizonte 2020.

 

En este foro, Herrera ha destacado que la industria tiene un especial protagonismo en la evolución positiva del PIB regional, una tendencia que, como ha avanzado, se evidenciará en los datos de la Contabilidad Regional que se conocerán las próximas semanas y en los que se "ratificará" una evolución positiva del PIB similar al de la media nacional con un incremento del 0,4 por ciento. "Se abre un nuevo tiempo para la recuperación con un protagonismo especial del sector industrial", ha aseverado.

 

Herrera ha explicado que el III Acuerdo Marco define las directrices de la política industrial para los próximos años con el fin de "integrar y dar coherencia" a las distintas estrategias de carácter sectorial recogidas en los planes y programas ya vigentes en materias como la internacionalización empresarial, la especialización inteligente en innovación e investigación, la movilización de recursos forestales o la industria agroalimentaria.

 

El Acuerdo, como ha detallado el presidente, pretende lograr objetivos en todo el territorio de la Comunidad por lo que busca la participación de entidades locales y diputaciones para ofrecer un "visión cercana" del entramado industrial.

 

Juan Vicente Herrera ha insistido en que se pretende que estas líneas estratégicas sean de "vital" importancia en el "momento frontera" por el que atraviesa la economía entre la crisis y la recuperación. "Castilla y León ha sabido resistir la crisis de forma menos desfavorable que la media de España", ha detallado, por lo que ha destacado la "oportunidad, necesidad y acierto" del acuerdo.

 

"Castilla y León sin reservas apuesta por la industria como patrón firme de crecimiento y pilar en el que se sustente la recuperación económica", ha aseverado.

 

Tras la intervención de Herrera para explicar el plan el presidente de la patronal Cecale, Santiago Aparicio, ha destacado que este acuerdo que da continuidad a los dos anteriores supone "un paso adelante" para "consolidar" la estructura empresarial de la Comunidad. Así, ha insistido en que la estructura de este acuerdo incide en la necesidad de "dar competitividad" en un momento en el que la industria necesita que se de "un paso más".

 

Aparicio ha insistido en la necesidad de lograr "financiación alternativa" y por trabajar en formar a empresarios para la internacionalización.

 

Por su parte, el secretario autonómico de UGT, Agustín Prieto, ha destacado el trabajo realizado por la dinamización industrial con el fin del lograr la "calidad" en el empleo. "Se trata de un buen acuerdo", ha detallado, tras lo que ha cifrado las cuantías totales de las que se dotará el Acuerdo en 3.000 millones de euros.

 

No obstante, Prieto ha considerado que el peso industrial está "muy mal distribuido" en Castilla y León, por lo que ha advertido que el sindicato estará vigilante en la aplicación de las medidas y el impulso de medidas adecuadas para empezar a "generar empleo".

 

El secretario autonómico de CC.OO, Ángel Hernández, ha considerado que el Acuerdo Marco es la base para dibujar un nuevo escenario para que la política industrial sea el "motor " de la economía. No obstante ha abogado por trabajar no sólo en atraer nuevas industrias sino también en conseguir que "se queden" las que actualmente están instaladas en la Comunidad.

 

"El acuerdo es una buena herramienta para empresas que esperamos que sea útil para el desarrollo económico y del empleo en Castilla y León", ha señalado Hernández.

 

EJES Y OBJETIVOS DEL ACUERDO

 

El principal objetivo del Acuerdos es aumentar hasta el 20 por ciento la aportación del sector de la industria al Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad en 2020, frente al 16,1 por ciento actual, por encima de la media nacional (13,3 por ciento).

 

En cuanto a los ejes del nuevo acuerdo, se mantienen los tradicionales de competitividad: Financiación, con el objetivo de avanzar hacia instrumentos de financiación alternativos que reduzcan la excesiva bancarización; Innovación, a través de la especialización innovadora y tecnológica que exige la Unión Europea, y apostando por el trabajo en red y la colaboración público-privada e Internacionalización, insistiendo en el incremento del número de empresas exportadoras, y en la línea de diversificación de productos y destinos en la que tanto hemos avanzado.

 

El nuevo Acuerdo fija también otros ejes nuevos, como la mejora del entorno industrial, apostando por el sector energético con medidas que favorezcan la eficiencia, explorando nuevas fuentes de generación que permitan abaratar el coste energético, y por unos recursos humanos formados conforme a las necesidades de la empresa y adaptados a las exigencias del mercado. En segundo lugar, el mejor aprovechamiento de los recursos endógenos: agrarios, forestales con sus subproductos, y minerales especialmente no energéticos.

 

En estrecha relación con todos estos recursos se sitúa la actuación de ADE Rural como instrumento para el impulso de los factores de competitividad y, en general, de la actividad económica en nuestro medio rural. El III Acuerdo Marco también refuerza el papel de la Fundación Anclaje, tanto en su trabajo en el ámbito de crisis empresariales, y búsqueda de alternativas laborales industriales, como en la labor de prospección industrial y sectorial.