Héctor Palencia deja la presidencia del Óbila

El ya expresidente manifiesta que no dispone del tiempo y la dedicación que el cargo requiere y, después de 11 años, deja el club en manos de Eduardo Martín

Hector Palencia Rubio ha anunciado este miércoles su cese como presidente del Club Óbila de Baloncesto tras 11 años al frente del club, asi como de todos los cargos que ostentaba tanto en el club como en la Fundación Óbila.

 

Miembro fundador del club, durante su presidencia se ha creado una escuela de baloncesto con más de 300 alumnos y su primer equipo ha ascendido tres categorías, desde la amateur Primera Nacional hasta la actual Adecco Plata.

 

Un emocionado Palencia ha agradecido la aportación durante estos años de sus compañeros en el club, aficionados, medios de comunicación e instituciones, a los que ha pedido el mismo trato para el nuevo presidente, y ha  destacado cuatro momentos en esta andadura, la primera temporada, con él aun como jugador, y los tres ascensos logrados.

 

Héctor Palencia le cede el testigo a Eduardo Martín, quien ha manifestado que su marcha será "una gran pérdida para el club", aunque ha asegurado "que todo seguirá hacia adelante igual". Martín es veterano en la directiva del club, y también ex jugador, y se sabía sucesor de Palencia cuando llegara el momento.

 

El también directivo del Óbila Juan José Pérez ha apuntado que "se va pero no se va", ya que a pesar de desligarse del club en cuanto a lazos directivos se refiere, y el mismo Palencia lo refrendó, continuará siguiendo las evoluciones del club "como un aficionado más".