Hasta un 80% de mujeres con cáncer de mama recibe atención psicológica durante y después de la enfermedad

Hasta un 80 por ciento de mujeres con cáncer de mama recibe atención psicológica durante y después de la enfermedad, en función de sus circunstancias, según ha asegurado la catedrática en Psicopatología en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, Pilar Barreto.

Barreto se ha pronunciado así durante el I Encuentro de trabajo 'Psicología y Cáncer de Mama', organizado por la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y que ha reunido a una treintena de psicólogas de las asociaciones de pacientes integradas en la federación.


Allí, la experta y coordinadora del evento ha explicado que los motivos "más frecuentes" por los que las mujeres acuden al psicólogo son por indicación de los profesionales de la sanidad, por el consejo de otras mujeres en sus mismas circunstancias o por la información recibida en la asociación. "Aun así, cada vez son más las personas que por su propia iniciativa solicitan la ayuda psicológica", ha apostillado.

Asimismo, durante la jornada se ha recordado que, a pesar de que los estudios demuestran que los familiares involucrados en el apoyo necesitan ayuda en determinados momentos, es todavía "poco frecuente" que lo soliciten por ellos mismos.

"Existen datos curiosos en estudios que señalan que la práctica totalidad de las mujeres que ha recibido apoyo psicológico expresa el deseo de que sus parejas también lo reciban", ha señalado Barreto, quien ha comentado que el apoyo psicológico profesional no es sólo importante porque la paciente presente "necesariamente psicopatologías", sino porque esa situación es "muy difícil de abordar" dado que es el momento en el que la vida "se ve seriamente amenazada".

Por ello, el apoyo profesional durante el periodo de tránsito facilita este proceso. De hecho, hay estudios que muestran cómo el bienestar emocional de las pacientes es mayor si cuenta con la labor de un profesional, ya que les ayuda a descubrir todas las fortalezas que tienen para hacer frente a la vida en estas circunstancias tan duras.

UN ESPACIO "SEGURO Y ADECUADO" PARA RECIBIR ASESORAMIENTO

En este sentido, los expertos han señalado que la consulta es un espacio seguro en el que las pacientes pueden expresar sus miedos, sus preocupaciones, sus esperanzas, sus deseos, así como el lugar adecuado para recibir asesoramiento sobre cómo afrontar las dificultades por las que pasa y sobre cuáles son los mecanismos que le pueden ayudar a adaptarse a la situación que están viviendo.

"En aquellos casos en los que hay un deterioro importante de la autoimagen, con repercusiones importantes en la autoestima, se ayuda a la recuperación de la misma durante las sesiones. Nuestro cometido también es ayudar a manejar las respuestas normales de tipo ansioso y depresivo para que sean sólo respuestas de adaptación y no se conviertan en psicopatologías", ha apostillado.

Ahora bien, existen grupos concretos de población, como mujeres en edad avanzada, población inmigrante o minorías étnicas, que requieren unas estrategias de intervención específicas. A este respecto, es importante adaptarse a la realidad de las pacientes, respetando sus circunstancias, sus valores y sus diferentes procedencias y biografías.

"Un buen profesional valora lo que cada paciente tiene en común con otras que padecen su misma enfermedad y también lo que las hace diferentes y únicas. Sin duda, es fundamental mirar desde el respeto las circunstancias y necesidades de cada realidad", ha recalcado la coordinadora del encuentro.

Finalmente, Barreto ha destacado la labor que realizan los grupos de apoyo en el proceso de recuperación de las pacientes ya que les dan testimonio de que pueden vivir la enfermedad y "más allá de ella". Además, en la "mayoría de los casos" proporcionan testimonios de esperanza y son un lugar de acogida "importante" que potencia los beneficios del apoyo social. "También pueden ser patógenos si no se produce en ellos un cuidado exquisito para equilibrar el dolor emocional con la provisión de esperanza", ha zanjado.