Hasta los calzoncillos eran robados

Establecimiento donde fue descubierto el presunto ladrón

Un hombre ha sido detenido en Ávila por llevarse puestas prendas de varias tiendas que no había pagado. Usaba un cortaúñas de grandes dimensiones para quitar los dispositivos de seguridad.

La Policía Nacional ha detenido este viernes a un hombre cuando intentaba robar prendas de ropa valoradas en más de 500 euros de varios establecimientos de la capital abulense.

 

Los hechos han tenido lugar pasadas las 12 horas cuando el personal de una tienda de ropa de la Calle San Segundo se percató de que uno de los clientes pretendía abandonar el local vistiendo varias prendas que no había pagado y que llevaban aun la etiqueta puesta.

 

Tras avisar a la Policía, los agentes pidieron al sospechoso que se desnudase dejando al descubierto que, bajo el chandal amplio que vestía, no solo llevaba prendas de ese establecimiento sino que además portaba prendas de otra tienda que también llevaban aun la etiqueta, incluída ropa interior, e incluso había pedido permiso a la dependienta para dejar bajo el mostrador una bolsa con efectos presuntamente sustraídos anteriormente.

 

Tras registrar a esta persona, que según los testigos mostró una actitud amenazante al ser descubierto, se le halló un cortauñas de grandes dimensiones que al parecer empleaba para quitar los dispositivos de seguridad de las prendas y evitar que saltara la alarma.

 

Según fuentes policiales, se procedió a la detención de esta persona al comprobar que el valor de los efectos presuntamente sustraídos superaba los 500 euros. Desde los establecimientos afectados se plantean efectuar denuncia ya que, a pesar de que todas las prendas fueron recuperadas, algunas de ellas sufrieron desperfectos cuando el detenido trató de quitar la alarma.