Hasta 300 euros por vaca para evitar que los ganaderos cierren por la crisis del lácteo

TRIBUNA

El Gobierno aprueba una línea de ayuda de 20 millones de euros para evitar que hasta 5.600 explotaciones deficitarias tengan que cerrar por los bajos precios de la leche. Los beneficiados podrán percibir un máximo de 10.000 euros.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el cual se conceden ayudas extraordinarias de 300 euros por vaca, hasta un máximo de 10.000 euros por explotación láctea, a aquellas que no están cubriendo los costes de producción, y de 110 euros por animal para otras explotaciones también afectadas por precios bajos, pero en un nivel inferior de vulnerabilidad económica.

 

Estas ayudas suman un importe de 20 millones de euros y beneficiarán a cerca de 5.600 explotaciones, de las que 1.700 se consideran de primer nivel de vulnerabilidad y recibirán una mayor ayuda, mientras que las del segundo grupo de menor importe unitario rondan las 3.900 explotaciones.

 

En concreto, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que los ganaderos contarán además con "importantes inyecciones de liquidez", como la ayuda de 25,5 millones de euros de fondos comunitarios, más del doble de la ayuda que se dio a España en 2009, que se repartirán el conjunto de las explotaciones.

 

Los ganaderos también contarán con el anticipo de los pagos de la Política Agrícola Común (PAC) a partir del 16 de octubre de 175 millones de euros, mientras que en noviembre se materializarán los pagos de 20 millones de euros, y un mes más tarde está previsto que perciban los 25 millones de euros adicionales, más las ayudas de financiación. "Los ganaderos han contado con el máximo apoyo del Gobierno, que se materializará en las medidas que sean legalmente posibles, y trabajamos en todos los ámbitos, tanto a nivel nacional como en Europa, para tener un sector lácteo más sostenible", ha indicado García Tejerina.

 

La titular del ramo ha destacado la "ayuda extraordinaria" a los productores de leche para que "ninguna explotación cierre por la conyuntura de bajos precios y dar viabilidad a las explotaciones". "Se compensarán las pérdidas en las explotaciones que han recibido precios por debajo de los costes de producción", ha señalado. El Departamento ha indicado que estas medidas deben entenderse como una "medida excepcional de emergencia", destinada a proporcionar liquidez inmediata a corto plazo, en tanto se estabiliza la situación de mercado y se recuperan los precios en el sector.