Hamilton y Mercedes pegan de nuevo; Alonso sube al podio

El piloto asturiano salió quinto en la parrilla y tras una buena salida y gran carrera logró un más que meritorio tercer puesto.

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha logrado este domingo la victoria en el Gran Premio de China, su tercer triunfo consecutivo, por delante de su compañero Nico Rosberg, en una carrera en la que el piloto español Fernando Alonso (Ferrari) ha logrado subir al podio por primera vez en la temporada tras salir quinto y realizar una gran carrera.

  

Shanghái fue testigo del enésimo recital de Mercedes y Hamilton esta temporada. El británico logró su tercera victoria consecutiva, algo que no había logrado nunca en sus años como profesional en la Fórmula 1. La marca alemana se hizo con su tercer doblete consecutivo, demostrando que a día de hoy son inalcanzables para el resto de escuderías.

  

El 'God save the Queen' se está convirtiendo en el himno oficial de la Fórmula 1 gracias a un Hamilton que en este 2014 está dejando patente que si a un piloto de su calidad se le da un coche de nivel pocos compañeros de profesión van a poder hacerle sombra. Quizás el único que podría sería Alonso, que este domingo fue el primero de los 'mortales' y logró su primer podio de la temporada con un coche que mostró mejoras pero que aún está lejos del equipo Mercedes.

  

Alonso tiene tanto talento que en una carrera en seco, algo que beneficia a los coches más potentes y con mejor motor, sacó el máximo de su Ferrari y tras una gran salida en la que se colocó tercero tras partir desde la quinta posición --con toque con su ex compañero Felipe Massa (Williams) incluido-- estuvo luchando durante las 56 vueltas de la carrera con Rosberg y el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull). A Hamilton nadie pudo inquietarle y lideró de principio a fin.

  

El asturiano llegó a ponerse segundo en la primera mitad de la carrera y tras ser rebasado por Rosberg mantuvo la lucha con el alemán y nunca permitió que se le fuera a más de diez segundos. Por detrás, en las últimas 15 vueltas estuvo un Ricciardo que apretó al español recortándole tiempo gracias a los neumáticos blandos, pero al que quizás le faltaron vueltas para haber tenido la opción de encimar al Ferrari.

 

 

 

El australiano está realizando un inicio de temporada muy bueno con su nuevo coche, a pesar de que el Red Bull está lejos de ser esa escudería que dominó en los últimos años. Prueba de ello es que el actual campeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel, no ha conseguido pasar de un tercer puesto y en las dos últimas carreras y ni siquiera ha estado cerca del podio. En Shanghái concluyó quinto, muy lejos de los Mercedes, y lo que es peor para él aún, por detrás de su compañero. Algo a lo que no está acostumbrado el alemán.

  

En cuanto al compañero de equipo de Alonso, el finlandés Kimi Räikkönen, concluyó octavo a casi un minuto del español, dejando claro que este fin de semana no ha sido el suyo, tras calificar undécimo el sábado y quedar así fuera de la Q3.

  

Ahora, la Fórmula 1 se toma un respiro de tres semanas para comenzar con el calendario europeo. Será el fin de semana del 11 de mayo cuando los pilotos se trasladen a Barcelona para disputar en el circuito de Montmeló el quinto Gran Premio de la temporada, al que llegará como líder del Mundial Rosberg, con 79 puntos. A cuatro de él, su compañero Hamilton, y tras ellos, siendo aquí también el primero de los 'mortales', con 41 puntos, Alonso.