Hamilton vuela en Barcelona; el monoplaza de Alonso solo le permite ser sexto

El español Fernando Alonso (Ferrari) concluyó en la sexta plaza, por delante de su compañero Kimi Raikkonen, al que adelantó a falta de dos vueltas.

El piloto inglés Lewis Hamilton (Mercedes) ha conseguido la victoria en el GP de España, quinta prueba del Mundial celebrada en el Circuit de Barcelona-Catalunya, por delante de su compañero de equipo Nico Rosberg y del Red Bull de Daniel Ricciardo, para lograr por fin su primer triunfo en Montmeló, hacer un poker de victorias y firmar ambos el cuarto doblete seguido para la escudería alemana.

  

Hamilton, que nunca había ganado en el trazado catalán, firmó su cuarto triunfo de la temporada --todos consecutivos-- que le permite alzarse a lo más alto de la clasificación general del Mundial, en un liderato con tres puntos de ventaja ahora sobre su compañero, que ha firmado también su cuarto segundo puesto seguido, siendo más regular que el británico.

  

Por su parte, el español Fernando Alonso (Ferrari) concluyó en la sexta plaza, por delante de su compañero Kimi Raikkonen, al que adelantó a falta de dos vueltas para cruzar la bandera a cuadros ganando así un lugar respecto a la parrilla de salida, en una prueba en que mostró su magia cuando pudo pero en que de nuevo su 'cavallino rampante' no respondió como seguro le habría gustado.

  

En una carrera con dos únicos abandonos y sin grandes pugnas, casi toda la atención estuvo puesta en el duelo entre los dos Mercedes, pues Nico Rosberg, que acaba de perder el liderato en Montmeló, luchó por la victoria y por retenerlo hasta el final, entrando a únicamente seis décimas de Hamilton, que aguantó la posición jugando con la diferencia de 2.1 segundos que tenía a falta de diez vueltas.

  

Con este doblete van cuatro en lo que va de Mundial para Mercedes, de forma consecutiva desde Malasia, y es el cuarto triunfo seguido de un Hamilton que ya es líder provisional pese a no acabar la carrera inaugural de Australia, lo que propicia que la lucha entre ambos pilotos sea más igualada.

  

Este domingo, fiesta completa para el británico. Solo en algunas vueltas sufrió por aguantar la cabeza, virtualmente perdida solo en sus entradas a box para cambiar neumáticos. Pese a que Rosberg hizo vuelta rápida en la primera para de Hamilton, éste se la devolvió con el juego nuevo de gomas blandas, y recuperó la iniciativa para ya no dejarla ir más.

  

Eso sí, las últimas vueltas fueron una rebaja constante de tiempo entre Rosberg y Hamilton, pero con el británico seguro de sus posibilidades, controlando que el alemán no pudiera hacer uso en la recta principal del DRS. Por detrás, ya a 49 segundos del inglés, entró en tercera posición Daniel Ricciardo con su Red Bull, que le ganó la batalla al vigente campeón del mundo y a un sorprendente Valtteri Bottas.

  

De hecho, el finlandés fue quinto y salía cuarto, con una carrera de mérito para el de Williams. Solo se vio superado al final por un Sebastian Vettel que, saliendo decimoquinto tras la penalización por cambiar la caja de cambios de su Red Bull tras la calificación, hizo un carrerón para acabar ganando once posiciones y quedarse únicamente a menos de medio minuto de Ricciardo y, así, del podio.

  

Vettel, junto a Alonso, fueron los únicos pilotos del 'Top 10' que fueron a tres paradas, con el resto de pilotos haciendo únicamente dos paradas a lo largo de las 66 vueltas de este GP de España. No le fue bien a Alonso su estrategia en busca de un podio que realmente fue "imposible" como predijo. Necesitaba una buena salida y no ganó ninguna posición, una buena estrategia y perdió en boxes lo que ganó en pista, con dos adelantamientos de mérito, y no tuvo ayuda ajena en una carrera tranquila sin abandonos al frente.

  

Así, nada de pensar en revalidar el triunfo en Montmeló del pasado año, pero mejoró una posición en meta respecto a la parrilla de salida y suma 8 puntos más a la espera de encontrar mejores que realmente hagan del Ferrari un coche competitivo, como pidió el propio presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo.

  

Cabe destacar que el piloto asturiano, doble campeón del mundo, fue el último de los pilotos no doblados por las flechas plateadas de Mercedes, en sexta posición. El séptimo, su compañero Kimi Raikkonen, fue doblado en la penúltima vuelta por un Hamilton y un Rosberg que iban enfilados hacia la bandera a cuadros, que finalmente vio primero el británico para lograr acabar con el gafe en Catalunya, hacer un 'poker' de victorias seguidas en este Mundial y auparse al liderato.