Hamilton triunfa en Austin para celebrar su tercer Mundial

Lewis Hamilton

El piloto inglés Lewis Hamilton ha conquistado su tercer Mundial de Fórmula 1 después de cruzar primero la línea de meta del Gran Premio de Estado Unidos, por delante de su compañero de equipo Nico Rosberg y del alemán Sebastian Vettel.

Hamilton se hizo con la décima carrera de la temporada y aprovechó la primera oportunidad matemática que tenía para retener el título del año pasado. El campeón también en 2008 se aprovechó de un error de Rosberg a falta de siete vueltas para el final para ponerse en cabeza en una jornada maratoniana que comenzó con la celebración de la sesión de calificación cinco horas antes de la carrera.

 

La pelea estuvo marcada por el inicio en mojado y después la disputa en seco, condiciones sin agua que no se habían dado en toda la semana en Austin. Los numerosos coches de seguridad mantuvieron abierta la pugna hasta que, cuando el ritmo de Rosberg parecía que alargaría la disputa del Mundial, el alemán puso en bandeja la victoria a su compañero, un Hamilton campeón con tres carreras aún en el calendario.

 

Sólo la lluvia, que hizo peligrar cada toma de contacto con el Circuito de Las Américas, puso en duda la seguridad de Hamilton, que necesitaba sumar dos puntos más que Rosberg y nueve que Vettel. El inglés, ganador el año pasado en Austin, repitió victoria en suelo yanqui aunque el título no lo vislumbró hasta los últimos compases. Por momentos, los Red Bull de Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat parecían serios rivales, pero cuando el agua despareció, los Mercedes volvieron a imponerse como en el resto de la temporada.

 

Sin embargo, los dos coches de seguridad, más otros dos virtuales, mantuvieron la incertidumbre durante todo el Gran Premio, con hasta ocho monoplazas fuera de carrera al término de la misma. En el primer agrupamiento por el coche de seguridad, Hamilton aprovechó para liderar la carrera por delante de su compañero y en el segundo, pudo cambiar sus neumáticos desgastados.

 

A pesar de ir superando cada obstáculo, Rosberg parecía decidido a impedir el título del otro Mercedes, liderando la carrera tras el que sería el último parón. Sin embargo, el alemán tuvo un error garrafal y Hamilton se puso líder, con Vettel tercero. De nuevo el podio más repetido esta temporada y con el que terminó el Gran Premio de Estados Unidos.

 

Por detrás, Max Verstappen (Toro Rosso), Sergio Pérez (Force India), Jenson Buton (McLaren) y, séptimo, Carlos Sainz (Toro Rosso). Tanto Sainz como el también español Fernando Alonso disputaron una brillante carrera, en la que pelearon incluso por entrar entre los cinco primeros.

 

Sainz, que salió desde la última posición, se quedó a unos segundos del podio y una penalización le hizo perder un puesto al final. Por su parte, Alonso estuvo en la pelea de los puestos de puntos, también gracias a los coches de seguridad. Adelantando sin descanso, el asturiano lamentó finalmente un falló eléctrico en las últimas vueltas que le hizo caer a la undécima posición.

Noticias relacionadas