Hamilton se la devuelve a Rosberg en el GP Italia; Alonso, obligado a retirarse en casa

Alonso con problemas en el kers tuvo que dejar la carrera en la vuelta 29, finalizando así una racha magnífica de 29 Grandes Premios cruzando la bandera a cuadros y además sumando puntos en todos ellos.

El piloto británico de Fórmula 1 Lewis Hamilton (Mercedes) se ha impuesto en el Gran Premio de Italia por delante de su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg, al que además recorta puntos en el campeonato del mundo, en un día en el que el español Fernando Alonso (Ferrari) abandonó en la vuelta 29 del circuito de Monza rompiendo así una racha de 29 Grandes Premios consecutivos sin hacerlo.

 

No le pudieron salir peor las cosas a Ferrari en casa. Los 'tifossi' corroboraron en directo la caída de la marca del 'Cavallino Rampante'. Alonso con problemas en el kers tuvo que dejar la carrera en la vuelta 29, finalizando así una racha magnífica de 29 Grandes Premios cruzando la bandera a cuadros y además sumando puntos en todos ellos.

 

A pesar de la decepción, la afición italiana ovacionó a Alonso en su marcha, consciente de que la culpa de los pésimos resultados no es suya sino de la escudería. Prueba de ello es la novena posición de Kimi Raikkonen o la imagen de un podio en Monza copado por tres motores Mercedes.

 

Y es que la carrera fue la clásica de los 13 Grandes Premios que se llevan disputados este año. La única salvedad es que esta vez Hamilton, que partía desde la 'pole position', salió mal por problemas en el embrague y se vio en la cuarta posición. Por delante, Rosberg se ponía primero y comenzaba a tirar, tras él un Felipe Massa (Williams) que con motor de la marca alemana trataba de aguantar al líder del Mundial.

 

Sin mucha demora, Hamilton se colocó tercero y empezó a apretar a un Massa al que adelantó en la vuelta 10. Quedó servido de nuevo el duelo de las 'flechas plateadas' con 43 vueltas por delante. En la memoria, lo ocurrido en Bélgica hace dos semanas.

 

Durante 19 vueltas, con paso por 'boxes' incluido, Rosberg se mantuvo líder con su compañero pisándole los talones. Pero entonces el alemán se salió en el mismo lugar donde lo había hecho en la vuelta 9. La escapatoria evitó en ambas ocasiones que tuviese que retirarse, pero la segunda vez le costó el liderato de la carrera. Hamilton no desaprovechó el regalo y no abandonó la primera posición hasta el final.

 

Por detrás, los Williams, y por ende los motores Mercedes, demostraban que tras la escudería alemana son el equipo más potente y fiable a día de hoy. Massa concluyó tercero con solvencia, mientras que Valtteri Bottas, que realizó una pésima salida y se vio implicado en un incidente con Kevin Magnussen (McLaren), acabó cuarto.

 

Los que no estuvieron cómodos en ningún momento del fin de semana fueron los Red Bull. Una vez más quedó demostrado que aquellos circuitos en los que prima el coche, el motor, por encima del talento de los pilotos no permiten ver lo mejor del equipo austriaco. Este domingo, Daniel Ricciardo fue quinto y Sebastian Vettel sexto.

 

Por tanto, tras 13 pruebas, el Mundial se aprieta. A falta de las seis últimas carreras, Hamilton se queda a 22 puntos de un Rosberg que empieza a notar muy cerca a su compañero. En cuanto al Mundial de Constructores resaltar que para culminar el fin de semana 'horribilis' de Ferrari, Williams es ahora tercero en la clasificación habiendo superado a la escudería italiana.