Hamilton busca la primera en Brasil con Rosberg y Vettel en pugna por el subcampeonato

Con el campeón decidido, resta conocer quién será el subcampeón, Rosberg o Vettel

El Mundial de Fórmula 1 aterriza en Brasil para celebrar el penúltimo Gran Premio de la temporada, una cita en el circuito de Interlagos que nunca ha conquistado el ya campeón Lewis Hamilton (Mercedes) y que se le da bien a su compañero Nico Rosberg.

El triple campeón del mundo, que celebró su último título hace tres semanas imponiéndose en Austin (Texas), tiene ante sí el reto personal de ganar en la tierra de su ídolo Ayrton Senna. Sin embargo, al 'mal fario' del británico se une una dudosa condición física, un proceso febril que le ha llevado incluso a retrasar un día su viaje a Brasil y un accidente de tráfico sin consecuencias en Mónaco.

La presencia de Hamilton en el circuito de Sao Paulo estuvo en el aire hasta que este mismo miércoles su equipo confirmó su presencia. Más allá de las dudas sobre su concentración y condición, las estadísticas no están del lado del inglés, que no conoce la victoria en la cita brasileña en ocho visitas y sólo tiene dos podios en su haber.

Eso sí, el británico celebró su primer título mundial en Brasil en 2008, terminando quinto con un adelantamiento en la última vuelta. Además, el propio Hamilton reconoció esta semana lo especial de un circuito en el que siente la presencia de Senna. Más allá de la nostalgia, el campeón del Mundo en este 2015 tendrá que hacer frente especialmente a un compañero aún herido por sus errores.

Con los dos títulos mundiales ya en manos de Mercedes, la emoción queda reservada para el honor de despedir la temporada lo más alto posible. Ahí, Rosberg parte con ventaja. El alemán, intratable el año pasado en Interlagos desde los libres hasta la carrera, tratará de triunfar de nuevo como hiciera hace dos semanas en México y seguir firmando una despedida honrosa.

A pesar de que el alemán terminó por 'regalar' el Mundial a Hamilton en el Gran Premio de Estados Unidos, como hiciera con otro error en Sochi, Rosberg encadena cuatro 'poles' consecutivas y en su fuerte tramo final tiene casi asegurado el subcampeonato del mundo. El alemán dio un golpe casi definitivo en México, en un Gran Premio realmente aciago para su compatriota Sebastian Vettel (Ferrari).

Vettel se vio perjudicado por un pinchazo en un choque con Daniel Ricciardo (Red Bull) en la primera curva, tuvo que ir a remolque y cometió errores que le costaron un cero. El alemán querrá desquitarse en Brasil, donde ha ganado en 2010 y 2013, aunque la diferencia con el segundo puesto de Rosberg está en 21 puntos. Raikkonen culminó un mal fin de semana para Ferrari con otro abandono, por lo que la Scuderia tendrá mucho que decir en Brasil.

ALONSO Y SAINZ, A OLVIDAR MÉXICO

Por su parte, los pilotos españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso) llegan a Brasil después de un mal fin de semana en México. En el caso del asturiano, el regreso de la Fórmula al Autódromo Hermanos Rodríguez 23 años después se tradujo en el octavo abandono de la temporada. Alonso salió por respeto a la afición para retirarse en la primera vuelta.

El de McLaren, aún así, ha comenzado la semana optimista, insistiendo en que se están dando los pasos adecuados para un 2016 más competitivo. Sin embargo, los problemas de fiabilidad, que ya aparecieron en las últimas vueltas de Austin con un problema --como en México-- en el motor eléctrico, vuelven a ser un quebradero de cabeza para la unidad de potencia de Honda.

Así las cosas, Alonso tratará de retomar un camino digno en el tramo final de una temporada especial para su compatriota Sainz. El piloto madrileño agota el año de su debut en la Fórmula 1 dispuesto a retomar las buenas sensaciones que dejó escapar en parte en México. El de Toro Rosso tuvo problemas en su monoplaza en el tramo final y aspira en Brasil a volver a estar en el 'Top 10'.