Hallan un camaleón de 100 millones de años preservado en ámbar

Camaleón más antiguo del mundo

El fósil de un ancestro del camaleón que vivió hace 100 millones de años en lo que hoy es Myanmar, ha sido descubierto preservado en una trampa de resina, convertida con el tiempo en ámbar.

Setenta y ocho millones años mayor que el espécimen más antiguo conocido hasta ahora, el camaleón del tamaño de una moneda junto con 11 lagartos fósiles más antiguos encerrados en ámbar, fueron extraídos de una mina hace décadas, pero no fue hasta hace poco que los científicos tuvieron la oportunidad de analizarlos.

Estos fósiles tienen instantáneas de "eslabones perdidos" en la historia evolutiva de los lagartos, que permitirán a los científicos obtener una mejor comprensión de cuál es su lugar en el árbol de la vida, dijo Edward Stanley, estudiante de la Universidad de Florida, postdoctoral en herpetología en el Museo de Historia Natural de Florida.

De las 12 muestras de lagarto, tres -un gecko, un lagarto arcaico y el camaleón-- están particularmente bien conservadas. Las nuevas especies serán nombradas y descritas en un estudio futuro.

"Estos fósiles nos dicen mucho acerca de la extraordinaria diversidad de los lagartos en los antiguos bosques tropicales", dijo Stanley, co-autor del nuevo estudio publicado en Science Advances. "El registro fósil es escaso, ya que la piel y los huesos frágiles de las lagartijas por lo general no garantizan la protección, especialmente en los trópicos, lo que hace que los nuevos fósiles de ámbar sean una ventana muy rara y única abierta a un período crítico de la diversificación."

Stanley encontró por primera vez los fósiles de ámbar en el Museo Americano de Historia Natural, donados por un coleccionista privado. Él sabía que los fósiles eran antiguos, pero una combinación de suerte y la tecnología micro-CT le permitió identificar el camaleón más antiguo.

"Fue alucinante", dijo, ver los fósiles por primera vez. "Por lo general, tenemos una pata u otra parte pequeña preservada en ámbar, pero estos son especímenes enteros, incluso escalas de colores perfectamente intactas", agregó. Un escáner micro-CT vió dentro del ámbar sin dañar los fósiles, permitiendo a los investigadores examinar los tejidos blandos.