Hallan el cuerpo sin vida de la ciudadana alemana desaparecida en Bohoyo en 2013

MARIANNE IRLBECK,

En el mes de septiembre de 2013, por parte de las Autoridades alemanas, - Interpol -, fue solicitada colaboración para la averiguación de paradero y localización de la ciudadana de ese país llamada MARIANNE IRLBECK, de la ciudad de Kötzting y de 56 años de edad.

La mujer citada había realizado viaje de ida a España en el mes de julio de 2013 y debía haber regresado a su país en un vuelo contratado para el día 18 del mismo mes, sin que la misma hubiera realizado el viaje de regreso. Los familiares en Alemania tuvieron las últimas noticias de la desaparecida el mismo mes de julio de 2013.

 

Realizadas las gestiones oportunas por parte del Equipo de Delitos contra las Personas, Homicidios y Desaparecidos, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila y Fuerzas de la Compañía de Piedrahita de dicho Cuerpo y tras la realización de un análisis exhaustivo de investigación, se pudo llegar a la reconstrucción paso por paso y día por día de la estancia de la Sra. IRLBECK hasta principios de agosto de 2.013, perdiéndose su rastro a principios del mes mencionado en las inmediaciones de la localidad de Bohoyo (Ávila).

 

El pasado día 10 de abril del presente año, en la zona denominada La Dehesa del término municipal de Bohoyo, fueron localizados unos restos humanos, sin aparentes signos de violencia, y, tras las gestiones practicadas con la Policía alemana, se obtuvo el perfil genético de la desaparecida y ficha dentaria de la misma.

 

Realizado el cotejo de los elementos facilitados por las autoridades germanas con los obtenidos en la autopsia de los restos hallados, se contrasta que el cadáver descubierto se correspondía con el de MARIANNE IRLBECK y, por la antigüedad de los restos, se deduce que el fallecimiento se produciría en las fechas en las que se pierde el rastro de la citada.

 

De la investigación llevada a cabo y una vez realizado el análisis criminal, se deduce que la desaparición y su continuidad en España eran totalmente voluntarias. Asimismo existen indicios bastantes para determinar que las causas del fallecimiento pudieron deberse a la deshidratación de la víctima, toda vez que la misma había sufrido una desorientación en el paraje donde posteriormente fue hallada y encontrándose físicamente muy débil en dicho momento.

 

De las investigaciones se ha dado oportuna cuenta a Interpol y a las Autoridades alemanas, entendiendo del caso el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Piedrahita (Ávila).