Hallado culpable el ejecutor y absuelto el acusado de inducción en el juicio por el asesinato de Piedralaves

El juicio por el asesinato de Óscar Linares en abril de 2011 en el municipio de Piedralaves ha quedado este martes visto para sentencia. El jurado popular ha declarado culpable por complicidad de un delito de asesinato a Enrique Castado, que será sentenciado en los próximos días a una pena de entre 7 y 15 años de cárcel, y ha absuelto a Pedro Luis García, que estaba acusado de un delito de inducción al asesinato.

El jurado popular ha resuelto este martes por unanimidad declarar culpable por complicidad de un delito de asesinato a Enrique Castado, quien habría sido el autor de los disparos que acabaron con la vida de Óscar Linares en abril de 2011 en el municipio de Piedralaves.

 

Para él ha pedido el fiscal una pena de 12 años de prisión, mientras que la acusación particular ha solicitado una pena de 15 años además de la prohibición de ir a Piedralaves y acercarse o comunicarse con los familiares del fallecido durante un periodo de 10 años.

 

La defensa, por su parte, ha pedido al tribunal que tenga en cuenta el atenuante de toxicomanía para Castado, lo que rebajaría en dos grados la pena para quedarse en la mínima, 7 años y medio.

 

Por otro lado, el jurado ha absuelto a Pedro Luis García, con una votación de 5-4, del delito de inducción al asesinato del que estaba acusado.

 

El abogado de la acusación particular, Jacinto López, ha señalado que el veredicto no le satisface y que hablará con la familia del fallecido para estudiar la posibilidad de presentar un recurso contra ambos veredictos ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

Pedro Luis García ha manfestado sentir "muchísimo alivio" tras el fallo del jurado ya que lleva "dos años sin vida y vigilado". Asimismo ha negado haber estado implicado en el tráfico de drogas, como varios de los testigos afirmaron durante el transcurso del proceso.

 

También ha manifestado sentirse satisfecho el abogado de García, Juan Parejo, cuyo cliente ha quedado en libertad, aunque ha señalado que también esperaba un fallo favorable para Enrique Castado.

 

El juicio por el asesinato de Óscar Linares comenzó el pasado lunes 18 de noviembre y durante los últimos días han pasado por la Audiencia Provincial casi 40 testigos.