Haití, en estado crítico

El desastre natural de hace un año es también doce meses después un desastre humanitario
AGENCIAS

El presidente de la Eurocámara recordó que tras 365 días “calles y casas están aún destruidas” y “los esfuerzos de la comunidad internacional no han logrado todavía sus objetivos”. “En algunos casos, las circunstancias sobre el terreno están incluso empeorando”, advirtió Buzek, que mostró su preocupación por las condiciones sanitarias en los campamentos de refugiados y por los crímenes contra mujeres y niños.

Por ello, insistió en que los “esfuerzos de financiación no deben debilitarse a pesar de las dificultades para absorber la ayuda internacional de forma efectiva”. Al mismo tiempo, Buzek opinó que a pesar de que “las necesidades básicas continúan siendo urgentes, no habrá una solución a largo plazo sin unas elecciones justas, estabilidad política y desarrollo económico”.
“Comencemos respondiendo a las necesidades inmediatas, pero no perdamos de vista del objetivo más amplio”, subrayó. “Sólo unas instituciones legítimas, democráticas y que funcionen pueden asegurar la reconstrucción y restaurar la esperanza de la gente”, añadió.

En su comunicado, Buzek alabó además la solidaridad de la UE y de sus Estados miembros con Haití, pero llamó a prestar más atención a algunas áreas y a mejorar la coordinación entre los países donantes y las organizaciones que trabajan sobre el terreno.

Asimismo, la reconstrucción de Haití se ha convertido en el eje central de las actividades que Intermón Oxfam está celebrando, del 10 al 15 de enero, con motivo de su Semana de la Transparencia para dar a conocer el trabajo llevado a cabo durante el pasado ejercicio.

Coincidiendo con el primer aniversario del terremoto de Haití, un total de 44 de las 46 tiendas de Intermón Oxfam facilitarán a sus clientes las cuentas del pasado ejercicio y detallando las labores desarrolladas tras ese suceso.

Ay Haití! fue la primera gran iniciativa solidaria de artistas que cantan en castellano para ayudar a los damnificados de Haití. En la canción, producida por Carlos Jean y Dnovae para Intermón Oxfam, colaboraron artistas como Alejandro Sanz, Enrique Iglesias, Estopa, Hombres G o José Mercé.