Hacienda cambiará la reforma local para devolver poder a los Plenos municipales

Beteta anuncia que el Gobierno "renegociará" con los ayuntamientos el coste efectivo y la prestación de servicios por parte de las Diputaciones.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha anunciado que el Ministerio de Hacienda va a modificar la reforma local para retirarle a los equipos de gobierno de los Ayuntamientos la capacidad de aprobar planes de ajuste sin el consentimiento del Pleno.


Según ha explicado el secretario de Estado en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, el Gobierno incluyó esta posibilidad en la norma para permitir a aquellos ayuntamientos cuyos Gobiernos no cuentan con mayoría aprobar planes de ajustes aunque el Pleno no llegara a un acuerdo, y evitar así que el Ministerio de Hacienda se viera obligado a quitarles participación en los ingresos del Estado para poder hacer frente a sus deudas.

"Lo que acordamos fue que fueran las comisiones de Gobierno las que pudieran tomar esta decisión en el supuesto de que los Plenos no lo sacaran adelante. Se entiende que no es así, y el Gobierno retirará esta cuestión y tendremos que seguir actuando en relación con la participación de ingresos del Estado como ha ocurrido hasta ahora", ha asegurado.

La decisión anunciada por Beteta llega después de que el Consejo de Estado criticara en su último dictamen que esta cuestión, contemplada en la disposición adicional decimosexta de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, lesiona la autonomía municipal.

En concreto, el Consejo de Estado recuerda que el Pleno del Ayuntamiento es "el órgano de representación política de los municipios" y que está formado por el alcalde y los concejales elegidos democráticamente, mientras que la Junta de Gobierno es un órgano de carácter "ejecutivo" compuesto por el alcalde y una serie de concejales nombrados libremente por el alcalde, y que "no se integra de conformidad con los principios de representatividad y proporcionalidad del Pleno".

El órgano consultivo emitió el citado informe como paso previo al recurso de inconstitucionalidad que casi 2.400 municipios de toda España van a plantear contra la reforma local, en representación de unos 17 millones de ciudadanos. Aunque no tiene carácter vinculante, los ayuntamientos estaban obligados por ley a plantear sus reclamaciones ante el Consejo de Estado antes de interponer su recurso.

Además de esta cuestión, el dictamen también advertía de que el artículo que establece la prestación por parte de la Diputaciones Provinciales de servicios mínimos en los municipios de menos de 20.000 habitantes y el que determina el coste efectivo de los servicios, también pueden lesionar la autonomía local.

A este respecto, Beteta ha anunciado que el Gobierno va a "renegociar" estos dos asuntos con los ayuntamientos en la próxima Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) y que esperan llegar a un acuerdo, tras haber reconocido que efectivamente existe una "situación de discrepancia".

POSICIÓN DE HACIENDA, "AVALADA POR EL CONSEJO"

No obstante, ha asegurado que en lo que se refiere al resto de la norma, lo que ha hecho el Consejo de Estado es "darle la razón al Gobierno frente a los recursos que han hecho las Comunidades Autónomas". "El Consejo de Estado lo que ha avalado en ese dictamen es la posición que defiende el Ministerio de Hacienda", ha afirmado.

"Nos sentimos confortables, pensamos que es un sector que ha pasado de superávit a déficit, y que los principios de la ley que estamos aplicando, que es ajustar a lo imprescindible, está siendo un auténtico éxito", ha defendido.

En este sentido, ha criticado que los únicos que critican la norma son "determinados partidos" que hacen "política con minúsculas". "Está demostrado que los ayuntamientos siguen prestando los mismos servicios, y tienen 4.000 millones de euros de superávit. Quien critica eso es que no sabe de lo que habla", ha manifestado.