Habrá colisiones en órbita cada cinco años por la basura espacial

La basura espacial, como los restos de cohetes, debe ser retirada de la órbita terrestre para evitar choques que podrían costar millones de euros a los operadores satelitales y afectar a las redes de móvil y GPS, avisa la Agencia Espacial Europea.
MADRID, 26 Abr. (Reuters/EP)



Con el nivel actual de desechos, habrá una colisión en órbita aproximadamente cada cinco años, pero una investigación presentada en una conferencia en la ESA, en Alemania, mostró que un aumento de la basura espacial haría más probables las colisiones en el futuro.

Entre cinco y diez objetos de gran tamaño han de ser retirados del espacio al año para ayudar a reducir la probabilidad de choques y evitar el riesgo de que más fragmentos queden diseminados por el espacio y causen más daños, dijeron.

Los científicos estiman que hay aproximadamente 29.000 objetos mayores de 10 cm orbitando la Tierra a una velocidad media de 25.000 km/h - aproximadamente 40 veces más rápido que la velocidad de los aviones.

A esa velocidad, incluso las pequeñas piezas de residuos pueden dañar o destruir una nave espacial o un satélite cuya sustitución costaría miles de millones de dólares y que interrumpirían las comunicaciones por telefonía móvil o la navegación por satélite.

"En las próximas décadas, habrá colisiones entre objetos grandes que crearán fragmentos que pueden ocasionar más daños aún", dijo Heiner Klinkrad, responsable de la Oficina de Basura Espacial de la ESA, a Reuters.

"La única forma de evitar esto es subir allí y retirarla", dijo. "Cuanto más esperemos, más difícil y más caro será", añadió.

La basura espacial incluye cualquier objeto fabricado por el hombre que queda en el espacio, como partes de lanzadoras de cohetes, satélites inactivos y partes rotas de pasadas colisiones.

Las agencias espaciales de todo el mundo están cooperando en investigar los residuos espaciales, y la iniciativa Clean de la ESA, lanzada en 2012, tiene como objetivo desarrollar la tecnología para recuperar y retirar de forma segura la basura espacial.

Los investigadores están contemplando varios métodos diferentes de retirar la basura espacial de la órbita, dijo Klinkrad, desde el uso de paquetes de propulsión, a ataduras conductivas o láser, redes o harpones.

Pero cualquier decisión de seguir adelante con una misión, además de los fondos para pagarla, necesitaría el respaldo de los 20 países miembros de la ESA, entre los que figuran Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

La demanda de retirar objetos de la órbita podría ofrecer oportunidades para firmas privadas, dijo Klinkrad, aunque han de cerrarse antes muchos aspectos, incluidos los legales.