Guarido se baja el sueldo a la mitad e implanta una política de ahorro en cargos políticos

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

El alcalde reduce su sueldo y su remuneración será de 32.000 euros brutos/año: unos 1.750 euros al mes de salario, más las cotizaciones sociales. Bajada de retribuciones general para ahorrar hasta medio millón de euros en toda la legislatura.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha anunciado un ahorro del 30% del coste de la estructura de gobierno con relación a lo que había anteriormente; se corresponde con la bajada del sueldo del alcalde, que es del 47%, y también al ajuste de los sueldos de los concejales y a diferentes renuncias en materia de estructura de los grupos políticos.

 

De entrada, el alcalde se baja el sueldo un 47%: de los 55.000 euros del último sueldo de la alcaldesa Valdeón a los 32.000 euros brutos que va a cobrar, unos 1.750 euros/mes netos como alcalde. En todo caso, no ha querido cargar las tintas sobre esta decisión que dice no es una crítica encubierta a nadie. “No puedo argumentar razones, todos aquí hacemos un trabajo, de calidad, con una dedicación completa los liberados y los que no usarán su tiempo para dedicarse”, ha dicho Guarido que insiste que “el hecho de esa rebaja no es ninguna crítica a nadie, son sueldos aprobados por pleno”. “El sueldo del alcalde es el que corresponde en mi situación”, ha insitido.

 

El nuevo equipo de Gobierno ha decidido implantar un sistema de remuneraciones lineales: el alcalde va a cobrar igual que todos los concejales liberados, sueldo que a su vez se congela, son unos 32.000 euros brutos (uno 1.750 euros netos/mes), tanto para los del gobierno como la oposición; auxiliares de grupo, a los que los grupos municipales tienen derecho y que paga el Ayuntamieto, tendrán la misma percepción todos, 24.200 euros brutos (1.300 e/netos mensuales), la misma cantidad que ahora.  El jefe de gabinete de alcaldía, una fitura de asistencia al primer edil, ganará lo mismo que un concejal.

 

El ahorro viene dado por esa bajada de sueldos y por algunas renuncias. El PSOE tiene derecha a media dedicación exclusiva que no va a utilizar y un auxiliar de grupo de IU que no va a utilizar de los dos a que tiene derecho por su número de concejales. Las liberaciones: alcalde y tres concejales de IU, pero ninguno de los tres tenientes de alcalde va a estar liberados. En total, se ahorran unos 114.000 euros por la bajada de sueldos y otros 21.000 euros menos por indemnizaciones por asistencias, ya que se rebajan las dietas por asistencias a plenos y comisiones. El PP tiene derecho máximo a dos concejales liberados y dos auxiliares de grupo.

 

“Al final se llega casi al medio millón de euros de ahorro en toda la legislatura que es algo que está demandando la sociedad”, ha explicado Guarido. “Es una cantidad importante la que se ha logrado ahorrar, era un compromiso que llevábamos en el programa y también con el PSOE”, ha recordado. No hay un destino concreto para ese dinero, que estará en caja para afrontar gastos y programas del Ayuntamiento.

 

El régimen de dedicación al Ayuntamiento de Zamora será total, al margen de si se percibe económicamente una dedicación exclusiva o no. “Yo voy a ayudar a todos los concejales, de IU y PSOE, a impulsar sus concejalías” ha dicho Guarido sobre el hecho de que no se ha puesto ninguna delegación