Guardiola y Mourinho se reencuentran lejos de España

Bayern de Múnich y Chelsea disputan este viernes la final de la Supercopa de Europa en Praga (20.45 horas), un encuentro que estará marcado por el reencuentro de sus dos técnicos, Pep Guardiola y José Mourinho

Después de aquel 21 de abril de 2012, donde el Real Madrid se impuso por 1-2 al Barcelona en un duelo que prácticamente le proclamaba campeón de su trigésima segunda Liga, Pep Guardiola y José Mourinho vuelven a encontrarse con un título en juego: la Supercopa de Europa.

 

   Pero no sólo el reencuentro de los dos técnicos será el único aspecto morboso que marcará el partido, sino que también será una gran oportunidad para que el Bayern de Múnich se tome la revancha tras la final de la Liga de Campeones perdida en la capital bávara ante los 'blues' en mayo de 2012.

 

   Ahora los equipos, ambos con nuevo entrenador, se verán las caras en un torneo que no es precisamente su fuerte. Mientras los londinenses se preparan para su tercera final, tras haber ganado la primera de ellas al Real Madrid, en 1998, y haber perdido, precisamente, ante el Atlético de Madrid, el pasado año, el Bayern disputa su cuarta final de la Supercopa, habiendo perdido las tres anteriores.

 

   Para tratar de romper dicha racha, el equipo dirigido por Pep Guardiola no podrá contar con Thiago Alcántara, quien estará siete semanas de baja tras romperse los ligamentos del tobillo en un partido de liga, mientras que Javi Martínez, con molestias en el aductor, continúa siendo duda.

 

   Con quien sí podrá contar, y además en perfectas condiciones, serán con Lahm, Ribéry, Robben, Boateng y Alaba, ya que el pasado lunes, en el encuentro liguero ante el Friburgo, el entrenador catalán prefirió reservarlos y realizar rotaciones en el once inicial, con la intención de mantener más descansadas a sus principales estrellas.

 

MOURINHO Y LOS DELANTEROS

 

   Por su parte, el técnico luso, con todos los jugadores a su disposición, guarda su principal incógnita en saber a qué jugadores alineará en el once inicial. Sobre todo, en cuanto a delanteros, ya que, desde que comenzó la temporada, no ha repetido con ninguno de sus arietes.

 

   El más perjudicado por esta situación está siendo Juan Mata. Y es que de los últimos tres partidos, el español solo ha jugado 65 minutos, una falta de confianza que ha provocado que su nombre estuviera relacionado con una posible salida a clubes interesados como el Atlético de Madrid o Arsenal. Ante esta falta de convicción del portugués con su plantilla, el club dirigido por Abramovich fichaba la pasada semana al brasileño Willian, por 35 millones de euros.

 

   En total, ha habido doce finales anglo-germanas en competiciones UEFA, con sólo dos victorias teutonas, mientras que en los enfrentamientos personales entre Guardiola y Mourinho, el catalán gana con cinco victorias a dos, en un total de once encuentros.

 

   Además, por primera vez en su historia, la final entre el campeón de la Liga de Campeones y el de la Europa League se disputa fuera del estadio Louis II de Mónaco para llegar a la capital de la República Checa. Un título en juego que, tal como definió José Mourinho, no es muy prestigioso, pero que, al fin y al cabo, "es un título": el de supercampeón europeo.

 

FICHA TÉCNICA.

 

--EQUIPOS:

 

   BAYERN DE MÚNICH: Neuer; Lahm, Boateng, Alaba, Dante; Robben, Schweinsteiger, Ribéry, Kroos, Muller; y Mandzukic.

 

   CHELSEA: Cech; Cole, Terry, Cahill, Ivanovic; Lampard, Ramires, Hazard, De Bruyne; Oscar y Schürrle.

 

   --ÁRBITRO: Jonas Eriksson (SUE)

 

   --ESTADIO: Stadion Eden de Praga.

 

   --HORARIO: 20.45 (TVE/Canal +).