Grupo Faustino obtiene la certificación de la huella de carbono en seis bodegas

Esta certificación conforma el compromiso del grupo a reducir las emisiones de CO2, a través de todas las fases del ciclo de vida de estos ocho vinos.

El Grupo Faustino, se ha convertido recientemente en el primer Grupo bodeguero español que ha obtenido la certificación de la Huella de Carbono de AENOR, en ocho vinos de seis bodegas de cuatro denominaciones de origen (Mancha, Navarra, Ribera del Duero y Rioja).

 


El cálculo de la huella de carbono, en el cual se han contado con el asesoramiento del centro tecnológico Tecnalia, supone la descripción y cálculo de la cantidad total de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

 

Gracias a esta información, el Grupo Faustino consigue identificar oportunidades de ahorro de costes, implantar políticas de reducción de emisiones más efectivas e iniciativas de ahorro mejor dirigidas, demostrando así su compromiso de responsabilidad empresarial y medioambiental.

 

Los ocho vinos que han conseguido la certificación son: Faustino I Gran Reserva de Bodegas Faustino, D.O.Ca.Rioja (vino tinto Gran Reserva); Faustino V Reserva de Bodegas Faustino, D.O.Ca.Rioja (vino tinto Reserva); Campillo Reserva Especial de Bodegas Campillo, D.O.Ca. Rioja (vino tinto Reserva); Portia Prima de Bodegas Portia, D.O. Ribera de Duero (vino de alta expresión tinto con crianza); Triennia de Bodegas Portia, D.O. Ribera de Duero (vino de alta expresión tinto con crianza); ECCO de Bodegas Marqués de Vitoria, D.O.Ca.Rioja (tinto joven ecológico); Fortius Chardonnay de Bodegas Valcarlos, D.O. Navarra (blanco joven varietal); y Finca Los Trenzones Verdejo de Bodegas Leganza, D.O. Mancha. (blanco joven varietal).

 


AENOR ha analizado todas las fases del ciclo de vida de los ocho vinos certificados: Fase de recolección, fase de elaboración, fase de distribución y venta, fase de consumo del producto, y por último, fase fin de vida.

 

Con este reconocimiento, el Grupo sigue apostando por su compromiso por el respeto por la naturaleza y el medio ambiente.

 

Anteriormente, ya se habían desarrollado proyectos medioambientales para mejorar la eficiencia en la gestión del agua, la producción integrada en el viñedo, la reducción consumo energético, y la gestión selectiva de los residuos.

 

Asimismo, el Grupo Faustino posee 14 hectáreas de viñedo para la elaboración de vino ecológico con una muy buena aceptación en el mercado europeo, especialmente en Alemania, Holanda, Irlanda, Polonia, y Rusia.

 

Además, todas las bodegas del Grupo Faustino cuentan con el certificado ISO 9001 de calidad, otorgado por AENOR. Bodegas Campillo, Marqués de Vitoria, y Bodegas Portia, también, han obtenido el certificado ISO 14.001 de Gestión Ambiental. Por otro lado, Bodegas Faustino, Bodegas Campillo, Bodegas Leganza, Bodegas Valcarlos, Bodegas Portia, y Bodegas Marques de Vitoria, disponen de certificaciones en seguridad alimentaria en la normativa inglesa BRC (British Retail Consum) y la normativa alemana IFS.