Griezmann lleva a Francia a la final tras el asedio alemán

Griezman (Foto: E. P.)

El 'Principito' tumba a una Alemania dominadora, pero sin gol. Reeditará, frente a la Portugal de Cristiano, la final europea Real Madrid-Atlético.

FICHA TÉCNICA.

 

ALEMANIA, 0 - FRANCIA, 2. (0-1, al descanso).

 

ALINEACIONES.

 

ALEMANIA: Neuer; Kimmich, Boateng (Mustafi, min.61), Höwedes, Hector; Draxler, Emre Can (Götze, min.67), Kroos, Özil; Schweinsteiger (Sane, min.79) y Müller.

 

FRANCIA: Lloris; Sagna, Umtiti, Koscielny, Evra; Matuidi, Sissoko, Pogba; Griezmann (Cabaye, min.92), Giroud (Gignac, min.78), Payet (Kante, min.71).

 

GOLES:

0 - 1, min.45+2, Griezmann (penalti).

0 - 2, min.72, Griezmann.

 

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Emre Can (min.36), Schweinsteiger (min.46), Özil (min.46) y Draxler (min.50) por parte de Alemania. Y a Evra (min.43) y Kante (min.75) en Francia.

 

ESTADIO: Stade Vélodrome, Marsella.

La selección de Francia doblegó (0-2) a la de Alemania este jueves en Marsella gracias a dos tantos de Antoine Griezmann, quien puso una vez más la firma de la anfitriona para reservar plaza en la final de 'su' Eurocopa, donde se medirán con la Portugal de Cristiano Ronaldo. La pegada del 'Principito', 'pichichi' de la cita con seis tantos, tumbó a Alemania. La campeona del mundo desplegó el juego que le mantiene asidua a la pelea por cada torneo, pero le faltó el gol. Una gran primera mitad alemana se quedó en nada con un inocente penalti de Schweinsteiger que convirtió el delantero del Atlético de Madrid.

 

Con la ventaja y un toque de atención al descanso, Francia fue más en el segundo tiempo, mientras que Alemania no encontró el camino del gol pese a la infinidad de ocasiones. No tiró la toalla la 'Mannschaft' ni con el segundo de Griezmann, pero el cuadro galo terminó consumando la primera victoria sobre Alemania en 60 años.

 

El jugador atlético mantiene con vida a una Francia que quiere seguir con su idilio en casa, como en la Euro'84 y el Mundial'98, y de paso sirve otro duelo continental con Cristiano. Los delanteros de Atlético y Real Madrid se verán las caras el domingo en París por un trono europeo que sonrió al portugués a nivel de clubes en Milán.

 

Ambos pelearán en lo individual por ser el nombre propio de la 'Euro'. El francés, como el luso en su 'semis' ante Gales, salvó los muebles a Francia en un Vélodrome que se frotó los ojos al descanso con el 0-1. La primera mitad fue de divertimento alemán y sufrimiento local. La anfitriona salió en tromba pero pronto los de Joachim Löw convirtieron el encuentro en un monólogo.

 

El robo de Pogba o la arrancada de Griezmann en los primeros minutos quedaron en un recuerdo lejano. La campeona del mundo se hizo con el balón y encerró a una Francia inoperante. Descolocado el equipo de Deschamps, un alemán sólo entre líneas encontraba a otro con facilidad. A través de la posesión Alemania creció.

 

Müller y Emre Can fueron los primeros en avisar; Draxler y Özil camparon a sus anchas ante una impotente Francia, pobre en su desgaste y sin mordiente. Sólo a balón parado probó la selección gala a su rival, una Alemania que pagó caro 'irse' antes de tiempo al vestuario. Los últimos cinco minutos fueron de Francia con una buena llegada por banda izquierda que comenzó Umtiti y remató Griezmann. Después, un error de Boateng regaló el mano a mano de Giroud con Neuer.

 

Aunque la madre de los fallos fue un nuevo penalti. En este caso, como Boateng ante Italia, fue Schweinsteiger quien echó por tierra el trabajo de la primera mitad. El veterano '7' alemán cometió un penalti por manos que se encargó de aprovechar Griezmann. Un subidón en el momento justo que recordó a la anfitriona el trabajo pendiente.

 

A pesar de que el segundo tiempo siguió el mismo guión, Francia no lo puso tan fácil. Mordió más el equipo de Deschamps y jugó con la impaciencia de su rival. Alemania superó un primer tramo exigido por los 'bleus' para monopolizar de nuevo el balón, pero la imaginación en los últimos metros no supo desbordar a la zaga local. Los galos tuvieron incluso más peligro a la contra.

 

Ni la entrada de un Götze héroe del Mundial pero lejos de su mejor versión dio luz al ataque alemán, huérfano de Mario Gomez. Francia, repleta de poderío físico en su centro del campo, 'mató' a la contra con Griezmann. El 'Principito' suma y sigue como héroe de una Francia que tumbó finalmente a su 'bestia negra' para pelear por su tercer título continental.